Ser emprendedor, un mundo de oportunidades

Finanzas Digital/José Grasso Vecchio.- El término emprendedor es usado para describir a un individuo que organiza y opera una empresa o empresas, asumiendo un riesgo. Impulsar a los emprendedores es una forma de generar empleo y dinamizar la actividad económica.

Ser emprendedor requiere de una serie de características muy particulares. Para empezar, se trata de un estilo de personalidad con gran confianza en sí misma y en su idea. El emprendedor debe tener una gran capacidad de trabajo e incluso de asumir riesgos, al mismo tiempo que una gran capacidad organizativa. No incurramos en el error de pensar que emprender por cuenta propia significa que se va a trabajar menos. Por el contrario, el éxito vendrá por una gran dedicación al trabajo.

En cuanto a los estímulos que conviene proporcionar para estimular el emprendimiento, debe pensarse en aquellos de tipo fiscal, pero también en dar facilidades en los trámites, desde la constitución de una empresa hasta la obtención de una solvencia. Mecanismos que, lamentablemente, muchas veces se tornan lentos.

La primera decisión a la que se enfrenta un emprendedor es determinar lo que quiere hacer y luego actuar de inmediato. Si usted no sabe exactamente a qué va a dedicar su esfuerzo, y si pospone sus decisiones en el tiempo, los proyectos nunca se convertirán en realidad.

Confianza, fe en su idea, planificación y, tan importante como todo lo anterior, hacer seguimiento a los planes, son factores que hacen la diferencia entre el éxito y el fracaso de una idea. Al momento de planificar, fije la duración y plazos en los que debe cumplir su objetivo. Los plazos deben ser realistas, así como los objetivos que aspira a lograr en cada etapa. Las metas que establezca no deben ser imposibles de cumplir, lo que le generaría frustraciones, pero tampoco pueden ser sencillas y que no requieran de mayores esfuerzos, pues de esa forma cumpliría las metas, pero no llegará a nada.

El emprendedor debe mantenerse firme en el objetivo de llevar adelante sus proyectos, es importante la organización y la comunicación para lograr la máxima eficiencia. Se deben establecer metas a corto, mediano y largo plazo en todo emprendimiento. Esas metas deben ser lo más reales posibles para que las personas se sientan en capacidad de cumplirlas. También se pueden organizar las tareas de distintas maneras. Con el uso de agendas y calendarios por ejemplo. También se pueden utilizar software de gerencia de proyectos que le permitirá a establecer las metas y poder hacer análisis comparativo entre la realidad y lo planeado.

En ninguna empresa, pero en especial en una empresa pequeña, debe haber trabajadores  improductivos. Es muy importante que el equipo de trabajo aproveche el tiempo al máximo para que la empresa pueda salir adelante y crecer.

Aprenda a delegar tareas. Un emprendedor, no puede hacerse cargo de todo y es importante asignar tareas a su equipo de trabajo. El emprendedor debe reconocer los éxitos de sus trabajadores y felicitar a todos aquellos que realicen bien su trabajo. Esto hará que las personas tengan más confianza, aumente su autoestima y se desenvuelvan mejor en sus actividades. Al mismo tiempo, es importante saber reclamar oportunamente a los que no cumplan con sus obligaciones.

@josegrasso

Artículos Relacionados