ANAUCO en contra de sistema de captahuellas en aeropuertos (incluye comunicado)

Finanzas Digital.- En relación con la implementación de un sistema de control en los aeropuertos del país, para activar el cupo de divisas de las tarjetas de crédito mediante el uso de captahuellas, la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores (ANAUCO) emitió un comunicado en el que rechaza la aplicación de esta medida que, a su juicio, es “improvisada” y causaría “efectos negativos contra los derechos de los ciudadanos correctos que cumplen la ley”.

Asimismo esta organización no está de acuerdo con lo expresado esta semana por la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV) sobre el hecho que las aerolíneas vienen  “perdiendo dinero porque supuestamente sus aviones viajan vacíos” ,debido a una gran cantidad de cancelaciones de boletos aéreos por parte de los “actores del fraude cambiario”; por lo que ANAUCO rechaza “los aumentos desmedidos que están teniendo los pasajes para los venezolanos, aumentados en algunos casos hasta en un 300%”.

A continuación el texto completo del comunicado:

“Consideramos oportuno emitir un pronunciamiento, ante el anuncio oficial sobre la implementación de un sistema de control en los aeropuertos del país para activar, mediante el uso de captahuellas, las tarjetas de crédito de los ciudadanos que se disponen a viajar fuera del territorio nacional debidamente autorizados en el acceso a sus correspondientes divisas; complementado dicho anuncio, por declaraciones de representantes de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV), quienes manifiestan que existe gran cantidad de cancelaciones de viajes por parte de actores del fraude, que compran el pasaje para obtener la autorización cambiaria y luego anulan el boleto, para enviar sus tarjetas con terceros fuera de la República y obtener ilícitamente las divisas, con lo cual dichos representantes gremiales justifican el aumento del costo de los pasajes y la falta de cupos para los pasajeros de buen proceder.

En tal sentido debemos precisar, el Estado atendiendo a sus facultades y obligaciones ejerce un total control migratorio, es decir, mediante las estructuras controladas por la administración pública se puede determinar con precisión quien y cuando un ciudadano sale y entra al país; por otra parte las líneas aéreas manejan de manera precisa la información sobre los ciudadanos que anulan sus pasajes o los que no abordan cuando estaba previsto.

Dicho de otra manera, el Gobierno nacional y las aerolíneas saben de manera fidedigna quien viajó y quien no, por lo que no podemos entender la necesidad de esta medida improvisada, incómoda para los ciudadanos correctos que cumplen la ley, quienes se enfrentarán a un nuevo riesgo de que sus tarjetas no funcionen fuera del país por fallas de tal plataforma en un momento dado, como ha ocurrido en el pasado, además de que nuestros aeropuertos suelen colapsar por los procesos de seguridad naturales de la actividad, como para agregar un nuevo eslabón o posible cola a la hora de abordar.

El Estado debe ejercer sus funciones de manera eficiente, debe prevenir y castigar el fraude, pero esta medida que se anuncia nos deja ante la siguiente reflexión: o nuestro control migratorio no está funcionando adecuadamente como para determinar quien viajó y quien no viajó, o las aerolíneas no reportan las irregularidades de manera oportuna, o lo que es peor, teniendo todas las estructuras de prevención necesarias, se ha permitido que de manera masiva ante la mirada de todos, por años ocurra este fraude para la nación, que representa el enriquecimiento de un grupo en contra de la necesidad de divisas que tiene el pueblo de Venezuela.

En cuanto al aumento de pasajes que pretende ALAV justificar con esta situación, debemos manifestar nuestra total inconformidad, ya que no es cierto que las aerolíneas estén perdiendo dinero porque supuestamente sus aviones viajan vacíos, todos sabemos que al contrario, cuando alguien anula un boleto lo penalizan (paga) y además vuelven a vender el asiento a otro pasajero (lo venden dos veces), si alguien simplemente no se presenta para el viaje y no anuló el boleto, tampoco pierden dinero, es práctica común la sobreventa de cupos y las listas de espera que se manejan en nuestros aeropuertos. En tal sentido rechazamos los aumentos desmedidos que están teniendo los pasajes para los venezolanos, aumentados en algunos casos hasta en un 300%.

En conclusión pedimos al gobierno nacional eficiencia para perseguir y castigar al actor de fraude, pero sin que ello signifique o produzca efectos negativos contra los derechos de los ciudadanos correctos que cumplen la ley, como ocurrió con la eliminación de las tarjetas prepagadas, cuando se nos dijo que ya no habría más fraude y como costo de la medida se dejó fuera del acceso a las divisas a millones de ciudadanos que no tienen tarjetas de crédito.

Igualmente alertamos al Gobierno nacional, para que no caiga en el planteamiento de que los pasajes han aumentado porque los aviones viajan vacíos tras este fraude masivo; al contrario en representación de los usuarios, exigimos una revisión de los actuales precios, ya que al realizar la respectiva operación matemática y convertir en dólares el costo que pagamos en bolívares, nos resulta un precio en divisas muy superior al que pagan los ciudadanos de otros países”.

 

 

Artículos Relacionados