Buenos Propósitos para el Año Nuevo

diciembre 15, 2013

Finanzas Digital/José Grasso Vecchio.- La euforia de las fiestas pasará y llegará el momento de ajustar cuentas y, en muchos casos, pagar las consecuencias de excesos cometidos durante el fin de año.

En el plano de las finanzas personales, recomendamos aprovechar que el año comienza y rectificar. Revise todos los propósitos que se trazó, reevalúe cuáles son realmente determinantes para sanear su situación económica. ¿Ahorrar más? ¿Buscar mecanismos para obtener más ingresos? ¿O simplemente disciplinar sus gastos?

Recuerde que la fuerza de voluntad, igual que el dinero o el crédito, es un recurso limitado, y que igual que ocurre con la plata, algunos tienen más que otros. Así que es necesario decidir en qué queremos realmente emplear nuestra fuerza de voluntad, porque no va a alcanzar para todo. Nadie puede proponerse rebajar de peso, abandonar el cigarrillo, emprender una rutina de ejercicios y apagar la televisión para concentrarse en lecturas académicas, todo al mismo tiempo, porque a cada tarea le corresponderá un fracción de nuestra fuerza de voluntad que, como dijimos, tiene un techo. 

Ocurre igual con los planes financieros. Si nos obligamos a recortar todos los gastos superfluos al mismo tiempo, dejar de acudir a restaurantes, gastar poco o nada en recreación y entretenimiento, y si no nos permitimos ni una pequeña gratificación, lo más probable es que esta espartana conducta ni siquiera llegue a febrero.

Quienes nunca han ahorrado, encontrarán muy difícil empezar a guardar, de la noche a la mañana. Es más realista, y menos frustrante, fijarse una meta realizable de 10% o 20%. Lo mismo ocurre con los planes de saldar las deudas lo más rápido posible. Ello obligará a recortar tantos gastos que no quedará más remedio que incurrir de nuevo en el crédito para compensar unos y otros. Esto suele ocurrir con las tarjetas de crédito; es más efectivo trazarse un plan realista sobre cómo saldar las deudas a mediano plazo, que uno incumplible a corto plazo.

Perdónese las fallas y no abandone a la primera. Mucho del impulso emotivo que invertimos al momento de hacer nuestras resoluciones se pierde en la primera oportunidad en que no cumplimos con nosotros mismos. Esto puede conducirnos a descalificar todo el proceso y a abandonarlo prematuramente. El primero de enero no es el único día posible para trazar planes.

@JoseGrasso


Cámara de Comercio de Nueva Esparta: Hemos tenido una leve recuperación, pasamos de una activación de 32% a 38% finanzasdigital.com/2021/11/nueva-… a través de @finanzasdigital

Presidente de la SVInfectología sobre la variante ómicron: "Usar la mascarilla evita que se propague la enfermedad" finanzasdigital.com/2021/11/svinfe… a través de @finanzasdigital

menu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram