Fedecámaras distingue al presidente de Acumuladores Duncan como Empresario del 2014

Finanzas Digital/Prensa Conindustria.- “Desarrollar la industria nacional debe ser la prioridad para progresar, para vencer la inflación, para que la economía crezca, para que haya más empleo productivo, para que se ahorren divisas, y para generar exportaciones”, manifestó Silvano Gelleni, presidente de Acumuladores Duncan, al recibir en Paraguaná el galardón Empresario del Año que le confirió el Consejo Nacional de Fedecámaras.

Gelleni, quien también es miembro del Comité Ejecutivo de Conindustria, dijo que esta distinción llega en una circunstancia muy especial para la empresa que dirige, pues Duncan está a punto de cumplir sesenta años como industria establecida en Venezuela.

“Creo firmemente que el motor de cualquier país es su industria. Es un sector que capacita a sus trabajadores para el manejo de tecnologías que van modernizando los procesos de producción y distribución”, destacó.

Dijo que “el sector manufacturero es, además, una maravillosa fábrica de emprendedores. Es una escuela donde se van formando especialistas y gerentes que se convierten en impulsores de otros proyectos que comienzan como pequeñas empresas, que van creciendo, y que al incorporarse al tejido empresarial contribuyen con el desarrollo del país”.

Indicó que mientras más industrias existan, más país tendremos. “A mayor producción venezolana, mayor oferta y variedad de productos para beneficio del consumidor. Es la mayor garantía para el pleno abastecimiento de las necesidades del mercado”, acotó.

Expuso que para ello se requieren garantías a la propiedad, una moneda competitiva, una legislación laboral que incentive la productividad, políticas públicas que estimulen la capacidad de generar bienes y servicios, servicios públicos de calidad, disciplina fiscal y monetaria, y un claro espacio para que la iniciativa privada desarrolle todo su potencial.

Según Gelleni es necesario además, lograr ese desarrollo bajo un desempeño ético tanto de parte de la empresa privada, de las instituciones públicas como de los trabajadores.

“Es un desafío sistémico, donde todos los actores deben contribuir para el gran objetivo que no es otro que el bienestar de los ciudadanos. Debe además asumirse siempre con visión de futuro, tomando en cuenta el protagonismo de los jóvenes en ese gran proyecto, para lo cual la Educación debe constituirse en un factor clave de éxito”, comentó.

Planteó que las empresas y los gremios del sector privado tienen que participar en este reto, que no es exclusivo de las instituciones educativas, colaborando para que los venezolanos sean formados para el trabajo, para que sean productivos, para que aporten valor a través del conocimiento y el desarrollo de sus destrezas y habilidades.

Artículos Relacionados