La familia Espírito Santo cede parte del control de su banco

Finanzas Digital/Wall Street Journal.- La poderosa familia portuguesa Espírito Santo está perdiendo el control del segundo mayor banco del país, Banco Espírito Santo, situación que los reguladores esperan que ayude a despejar los temores sobre la salud del banco y sobre la falta de gobierno corporativo.

espirito-santoA primera hora del lunes, el banco aceleró el nombramiento de Vítor Bento, un respetado economista luso, como presidente ejecutivo del banco, que sustituirá a Ricardo Salgado, el miembro de la familia Espírito Santo que ha controlado el banco durante décadas. También nombró a José Alfredo de Almeida -un veterano directivo corporativo- como viceconsejero delegado, y a João Moreira Rato como director financiero. Moreira Rato es director de la agencia de deuda del país.

La nueva cúpula directiva debía asumir los cargos en una reunión el 31 de julio, pero el banco central portugués obligó al banco a acelerar el proceso tras el golpe sufrido por la acción la semana pasada. Banco Espírito Santo está parcialmente controlado por la familia Espírito Santo, cuyo principal activo, Espírito Santo International SA, tiene graves problemas financieros. El banco prestó dinero a Espírito Santo International y vendió la deuda a clientes.

Pese a los nuevos nombramientos, las acciones del banco siguieron cayendo el lunes y temprano perdían un 7,6% a 0,44 euros.
También el lunes, Espírito Santo International, que posee una participación en Banco Espírito Santo, dijo que ha vendido casi un 5% de sus acciones en la entidad para satisfacer el pago de obligaciones de un préstamo. Espírito Santo Financial Group ahora controla un 20% de Banco Espírito Santo, en lugar del 25%. El préstamo se utilizó para que Espírito Santo Financial pudiera participar en la emisión de derechos lanzada por el banco este año.

“La reciente noticia sobre cómo Espírito Santo Financial Group se vio forzada a vender su participación en BES pone de manifiesto la dificultad financiera a la que se enfrenta la familia Espírito mientras cede el control de su negocio bancario”, dijo Ciaran Callaghan, analista de Merrion Stockbrokers.

La acción de Espírito Santo Financial dejó de cotizar el jueves, cuando la compañía anunció que está valorando el impacto financiero de su exposición a Espírito Santo International.

Durante el fin de semana, el primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, descartó ofrecer ayuda estatal para el banco.

 Fuente: Wall Street Journal

Artículos Relacionados