Cavep: Colegios privados continúan en negociaciones para fijar aumento de matrículas

Finanzas Digital/Fabiana Renzullo.- A pesar de que ya transcurrieron dos semanas del inicio del nuevo año escolar, los planteles educativos privados se mantienen a la expectativa debido a que la mayoría de las instituciones no han podido concretar el monto de la matrícula vigente para el período académico 2014-2015.

pupitres-escuelasLa presidente de la Cámara Venezolana de Educación Privada (Cavep), María Teresa Hernández de Curiel, informó que la prórroga solicitada por el gremio para presentar las estructuras de costos ante las autoridades del Ministerio de Educación fue aceptada.

De acuerdo con la providencia publicada en la Gaceta Oficial N° 40.452, la directiva de cada institución deberá presentar a los padres la estructura de costos y gastos como parte del presupuesto anual del plantel. En este sentido, los representantes tendrán que reunirse en las asambleas escolares para acordar el monto de la matrícula con un quórum de 75% de participación. Una vez completado este proceso, el colegio podrá solicitar la aprobación del Ministerio y formalizar el ajuste de las mensualidades.

“La mayoría de los colegios continúan en el proceso de convocatoria de las asambleas escolares”, afirmó Curiel.

Amenaza latente

Aunque la providencia 114 establece que el incremento de la matrícula solo dependerá de las necesidades de cada plantel y de la aprobación de las asambleas escolares, Curiel refirió que existe una “amenaza latente” para el sector ante la posible aplicación de la Ley de Precios Justos al servicio de educación privada.

“Esto provocaría un deterioro importante de la oferta académica privada y también podríamos ser sancionados por la Sundde”, acotó.

Curiel también explicó que la estructura de costos que contempla el Gobierno para los colegios privados distorsiona el presupuesto de los planteles puesto que solamente reconoce el 12,5% de los gastos y deja por fuera varios aspectos importantes.

Tal es el caso de la disminución de las horas académicas que pasarían de 45 a 33 horas a la semana por lo que no se reconocerían los costos de materias como informática, inglés o religión o de cualquier actividad extracurricular que se realice en el colegio.

Artículos Relacionados