Firestone paralizó “temporalmente” sus operaciones por no asignación de divisas

Caracas/Finanzas Digital.-La empresa Brigestone Firestone de Venezuela apagó sus maquinarias desde el viernes 22 de agosto y cesó actividades hasta el 15 de septiembre, quedando operativos únicamente los departamentos de Nómina y HCM, como consecuencia de la no asignación de divisas para la producción de neumáticos en el país, según reseñó el portal Su Noticiero.

De acuerdo con declaraciones del vicepresidente nacional de Acción Democrática (AD) y coordinador de la comisión de contraloría social designada por el CES de ese partido en Carabobo para hacerle seguimiento al problema crítico de las industrias carabobeñas, Antonio Ecarri Bolívar, a mediados de septiembre la empresa reanudará actividades debido a que le acaban de liquidar el 50% de las divisas que requieren para pagar la materia prima a sus proveedores, pero con lo que le va a llegar sólo podrá mantener operaciones hasta el mes de octubre de este mismo año, si no se le liquida el otro 50% de divisas pendientes de inmediato.

“Con esta zozobra no puede funcionar ni la Firestone, ni el resto de las empresas caucheras, ni la industria nacional en general. El problema de las caucheras, que suministran los neumáticos con los que funciona todo el transporte de vehículos de carga y pasajeros en Venezuela, es especialmente grave y preocupante. En efecto, la negligencia de sectores del alto gobierno que constituyen trabas permanentes al flujo de divisas, requeridas por toda la industria nacional, va a terminar paralizando el transporte en nuestro país con las gravísimas consecuencias que todos tememos, y esa eventualidad va a ocurrir en cualquier momento”, indicó Ecarri.

Anunció que los trabajadores del sector han informado que en la industria cauchera se están presentando paralizaciones temporales, tal como la que ha comenzado en Bridgestone Firestone, desde hace más de diez días, porque a pesar de que han comenzado a liquidar las divisas, éstas llegaron cuando ya se había agotado la existencia de inventarios de materias primas.

“Al ocurrir este hecho, la parálisis constituye un problema gravísimo de mantenimiento en esas empresas, pues las mismas son de proceso continuo y eso significa que cuando se paralizan, para su regreso a la normalidad requieren de gastos operativos inmensos que puede llevar a la quiebra a esta industria nacional”, apuntó.

Fuente: Su Noticiero

Artículos Relacionados