Eurasia: A multinacionales les preocupa que crisis genere estallido social en Venezuela

Finanzas Digital/Javier Chourio.-De acuerdo a cifras mostradas por empresas transnacionales que mantienen activos y operaciones en el país, como TelefónicaCoca Cola y el grupo estadounidense  Kimberly-Clark, sus utilidades netas y beneficios  se han visto afectadas por  el sistema cambiario en Venezuela.

economia-venezuelaOtras como Ford Motors anuló toda su inversión en Venezuela al asumir una amortización,  lo que implica que sin importar cuánto más empeoren las cosas en el país, no deberían tener que asumir más cargos por deterioro.

Para Risa Grais Targow, representante de Eurasia Group -empresa internacional especializada en ofrecer a transnacionales y tenedores de bonos, análisis de riesgos económicos y políticos en mercados emergentes-, tanto  multinacionales con inversiones a mediano y largo plazo  en Venezuela y tenedores de bonos,  están preocupados por el control cambiario, el control de precios y ante la posibilidad de que se pueda presentar un estallido social, a consecuencia de la crisis económica que vive la nación.

Grais, quien se encarga de analizar a Venezuela, Centroamérica y el Caribe dentro de la firma, explicó que,  sin embargo, tanto empresas transnacionales, como tenedores de bonos tienen la esperanza de que Venezuela supere la crisis, pero se requieren reformas tan profundas que el impacto social de las políticas es inevitable.

“Las multinacionales con inversiones a mediano y largo plazo están preocupadas por el control cambiario, el control de precios o sienten  preocupación ante un estallido social (…), pero tienen la esperanza de que Venezuela supere la crisis. La percepción es que algo tiene que cambiar, los riesgos para las multinacionales y tenedores de bonos de Venezuela es muy alto, comparado con los demás países de la región. Hay preocupación de default este año y el año 2016 por parte de las transnacionales y los tenedores de bonos de Venezuela”, señaló la experta, quien estuvo invitada al Foro Perspectivas Económicas del IESA 2015, que se realizó esta semana.  

Bonanza por commodities 

Durante la bonanza generada por los altos precios de las materias primas, la mayoría de los países de la región tuvieron acceso a financiamiento a tasas bajas, y prefirieron gastar mucho antes que reformar políticas que impactaran en las clases sociales, con excepción de México , según refirió Grais, pero el panorama ha cambiado por la caída de precios en las materias primas, que no solo ha incluido al petróleo, sino a minerales. “Entonces las tasas aumentaron y el crecimiento económico se desacelerará en el 2016”.

“Venezuela tiene la situación más difícil de la región y registrará una contracción fuerte este año porque el ajuste es más profundo que en otros países. La caída de ingresos en dólares por los bajos precios, el arbitraje internacional de empresas transnacionales y el gasto público que caracterizan a los procesos electorales en el país, auguran un panorama muy difícil”, dijo.

Posición de “Petroestados”

Anualmente Eurasia Group realiza el Índice  Eurasia Group Global Political Risk (GPRI), un  índice de riesgo político y económico comparativo cualitativo diseñado específicamente para medir la estabilidad en los mercados emergentes, en el cual identifica los 10 riesgos principales para el año en curso.

Asimismo identifica “pistas falsas”, que son situaciones de interés general que desde el punto de vista del análisis de grupo, no crean  riesgos sustanciales para la economía global. Sin embargo dentro de las pistas falsas para este año, los “petroestados”, Arabia Saudita y otros productores del Golfo Pérsico estarán en una posición fuerte ante un escanerio inundado de petróleo y con precios my bajos, debido a que estos productores han acumulado las reservas de efectivo masivas que les permite suficiente margen de maniobra en el corto plazo. Incluso estima que Rusia, pese a estar inmersa en un conflicto geopolítico por Ucrania, “no se ve comprometida en el corto plazo”.

“La única excepción es Venezuela, donde la estabilidad social y política está en riesgo en un entorno de bajos precios del petróleo y donde,  por defecto,  hay una amenaza muy real de inestabilidad  a corto plazo”, pronostica Eurasia Group.

Mientras,  en otros países productores de petróleo sin reservas masivas de efectivo, sobre todo Nigeria, Brasil y Colombia, la firma estima que pese a que tendrán que adaptarse a un déficit de ingresos  por  la producción de petróleo, “en ninguno de estos tres países la estabilidad política o social interna representan  un  riesgo significativo”.

Artículos Relacionados