Pymes Innovadoras

duniadebarnolaDunia de Barnola D.- En el contexto particular de la Pymes, el reto de la innovación tiene características especiales. En líneas generales, el emprendedor pyme está lidiando constantemente con el rezago tecnológico, una fuerte competencia, calidad insuficiente, además de los problemas de liquidez, retraso de cobros, disminución de ventas y rentabilidad. En una situación global de crisis como la actual, suelen emerger problemas de las empresas que trascienden al de su capacidad de financiación, y que se viven con particular intensidad en el contexto de las Pymes. Sin embargo, el punto que marca la crisis en la curva que dibuja la capacidad de respuesta del emprendedor, también señala un momento de inflexión en el cual se puede tomar decisiones estratégicas e intervenir de manera innovadora, cambiando el destino decreciente de la gráfica que llevaría a la liquidación de la empresa, por una línea ascendente que le dé nuevo aliento, prolongue su vida, la haga más competitiva y la lleve al éxito.

La introducción de tecnologías innovadoras puede resolver problemas específicos de la empresa mejorando sus oportunidades de orientación al mercado, diversificación, acceso a nuevos mercados extranjeros, control y gestión de costos, gestión de las compras, servicio postventa, y adecuación a estructuras de operación más ligeras acordes con los tiempos.

La realidad ante la fascinación

Ahora, es necesario insistir en que la introducción de innovación y tecnología debe ser eficiente. Esto quiere decir que debe estar ajustada a los requerimientos reales y perspectivas de la organización, y partir de un diagnóstico desprejuiciado de las necesidades, combinado con una apertura a asumir los riesgos y aventuras de formas nuevas de ver y hacer las cosas. No existe una receta única ni una solución mágica (por muy ‘de punta’ que sea o de moda que esté) que vaya a venir del mundo de la invención a resolver los inconvenientes del día a día, si no ha sido sopesada a la luz de la realidad de la empresa. Debe abordarse la opción de nuevas estrategias, modelos, enfoques o sistemas de información y comunicaciones, como medios para mejorar el ámbito en el que trabajamos, y los resultados que obtenemos, y no como fines en sí mismos.

Es necesario, al lanzarnos por la autopista del cambio y las nuevas tecnologías, que tengamos claridad respecto a por qué y para qué abordamos los cambios e innovaciones, cómo vamos a implantarlos, con qué contamos para ello, y a dónde pueden llevarnos. Se trata de un precioso equilibrio entre la visión de lo que puede estar detrás del salto y la claridad de terreno que queremos ganar con él, por un lado, y el avalúo preciso de las condiciones en que estamos y los recursos con que contamos al momento de darlo, por otro. Cuando la innovación tecnológica es eficiente, constituye un apalancamiento invaluable para la competitividad de la empresa.

 

@duniadebarnola

Artículos Relacionados