Brasil casi duplica su previsión de déficit fiscal para este año

El Gobierno de Brasil del presidente interino Michel Temer casi duplicó hoy el cálculo del déficit fiscal primario, antes del pago de los intereses de la deuda, para este año y lo fijó en 170.500 millones de reales (unos 48.440 millones de dólares).

El ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, afirmó en una rueda de prensa que es una meta “realista” y que usa “parámetros próximos” a los que maneja el mercado financiero.

El cálculo del déficit es un 76,4 % superior a la última previsión que realizó el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff para este año, que era un resultado negativo equivalente al 1,5 % del producto interior bruto (PIB).

Asimismo, la nueva previsión implica que el déficit de este año será un 53,2 % mayor al registrado en 2015 y, si se confirma, supondrá que Brasil registra tres años consecutivos con las cuentas públicas en rojo.

Al asumir la Presidencia de Brasil la semana pasada, Temer se fijó como principal objetivo de su Gobierno reducir el déficit fiscal y recortar la deuda pública, a fin de sanear las cuentas públicas.

El principal factor que llevó a la revisión de la previsión del déficit fue que el Gobierno de Rousseff “superestimó” el cálculo de ingresos, según Meirelles.

Según el ministro, el anterior Gobierno calculó que los ingresos subirían un 17 % este año, pero en cambio tendrán una caída real del 4 %.

La recaudación tributaria ha caído de forma drástica en los últimos meses, principalmente debido a la recesión que atraviesa el país.

La economía brasileña se hundió un 3,8 % el año pasado y, según diversas proyecciones, la caída del PIB puede ser similar este año y registrar una contracción de cerca del 3,5 %.

“El compromiso es que la trayectoria de la deuda pare de crecer, se estabilice y vuelva a caer en un tiempo con las medidas que vamos a tomar”, dijo el ministro de Hacienda.

Meirelles recalcó que el compromiso del Gobierno con la “austeridad” y con el “control riguroso” de gastos, para evitar nuevas revisiones del cálculo del déficit.

El resultado fiscal “primario” es el principal indicador utilizado en Brasil para medir la salud de las cuentas públicas y la solvencia del Estado para cumplir con sus compromisos de pago de deuda.

Este indicador, que no incluye el pago de los intereses de la deuda, fue adoptado en los años noventa, en el marco de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los datos oficiales más recientes apuntan a que el déficit fiscal primario fue equivalente al 2,28 % del PIB en los doce meses cerrados en marzo y si se tiene en cuenta el pago de los intereses, el déficit escala al 9,73 % del PIB.

El nuevo cálculo del déficit se enviará el próximo lunes al Congreso, que tendrá que aprobarlo a través de una ley.

Fuente: EFE

 

Artículos Relacionados

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com