Impresoras personales 3D: Un nuevo desafío para la propiedad intelectual

enero 20, 2017

José FermínJosé Ramón Fermín.- La tecnología utilizada en las impresoras que permiten recrear un objeto de forma tangible en tres dimensiones (Impresoras 3D) ha existido por más de 30 años. Sin embargo, durante este tiempo su utilización estuvo orientado principalmente a la fabricación de prototipos, moldes y piezas para luego ser reproducidas industrialmente. La reducida competencia entre las empresas fabricantes de las Impresoras 3D, su gran tamaño y los altos costos de venta (US$30.000,00), hacían imposible su comercialización a gran escala; por lo que solo eran utilizadas por medianas y grandes empresas para fines muy específicos. Sin embargo, fue hasta el año 2014 cuando esta tecnología estuvo disponible para ser utilizada libremente como consecuencia del vencimiento de las Patentes relacionada a estos procesos y a partir de allí muchas empresas voltearon su mirada a esta naciente industria.

Con el desarrollo de nuevas tecnologías de Impresoras 3D a partir de la que existía anteriormente y sumado al gran número de empresas avocadas a desarrollar nuevos productos dentro de este sector, llegó al mercado las Impresoras 3D para uso personal a un bajo costo (US$1.000,00).  El proceso de impresión de estos nuevos componentes se inicia a partir de (i) la digitalización de un producto existente mediante un escáner o (ii) a través de la utilización de un plano creado digitalmente mediante el conocido programa de computación de ayuda para diseños Computer Aid Desing (CAD).  Estos planos digitales bajo el formato CAD pueden ser diseñados por cualquier usuario u obtenido por los distintos proveedores de programas bajo ese formato para el uso en las Impresoras 3D (uno de los más conocidos es Thingiverse). En cuanto a los materiales en los que pueden ser reproducidos estos objetos está el plástico, cerámica, alimentos, vidrio, papel o polímero por nombrar algunos y la forma en que son suministrados los materiales a las Impresoras 3D que sirven de base para la reproducción de los productos es líquida, en polvo, hojas o filamentos. Esto permite que cualquier persona puede desde la comodidad de su casa imprimir un sin fin de objetos como calzados, lámparas, piezas decorativas, joyería, envases, chocolates, entre otros, obtenidos de manera lícita o no.

Debido a estas características, la impresión 3D entraña una serie de interrogantes en el ámbito jurídico en relación con la protección de los derechos de Propiedad Intelectual de los autores de obras existentes y a los creadores de diseños en 3D.

La Propiedad Intelectual protege desde distintas ópticas la forma, color, diseño o características de un objeto. Por ejemplo, una escultura o un utensilio - siempre que sea original -pueden ser protegidos por las normas sobre el Derecho de Autor. Alternativamente, una botella, un empaque, un envoltorio o la forma de un producto podrían protegerse por las Leyes de Propiedad Industrial, más específicamente por conducto de una Patente de Diseño Industrial o a través de una Marca Tridimensional.  Dependiendo de las características de cada objeto y de la intención de su propietario aplicará una u otra norma. Sin embargo, lo importante a destacar para la finalidad de este artículo es que el objeto que surge como resultado de una impresión a través de una Impresora 3D es susceptible de ser protegido por las normas de Propiedad Intelectual.

A partir de esta premisa comienzan a surgir los problemas entre el resultado originado por la impresión 3D y la Propiedad Intelectual. El acto de imprimir en 3D por cualquier individuo un objeto existente mediante el procedimiento del escáner podría entrañar una reproducción ilícita o un acto de falsificación si dicho objeto está protegido y su titular no ha dado su consentimiento. Adicionalmente surge para los diseñadores de planos en formato CAD una gran incertidumbre cuando cualquier persona obtenga a través de medios digitales e imprima en 3D un plano de un diseño protegido sin autorización de su legítimo titular. Ambas conductas si son ejecutadas de manera ilícita podrían comportar responsabilidades y consecuencias civiles y penales establecidas en las normas sobre la materia. En consecuencia, el problema principal entre la Impresión 3D y la Propiedad Intelectual está en el peligro potencial que productos protegidos sean reproducidos ilícitamente sin control y sus autores o creadores sean perjudicados moral y/o patrimonialmente.

Creemos que la solución a esta problemática será similar a la adoptada por la industrial audio-visual cuando se inició la reproducción y distribución de música en formato digital a través de internet. Luego de innumerables esfuerzos en perseguir a los usuarios y/o proveedores de servicios que compartían la música a través de las redes de manera gratuita (e.g. Napster) llegaron a la conclusión que la mejor fórmula para prevenir su reproducción ilícita, obtener ganancias para la industria y compensar a los autores por su esfuerzo es mediante el control de un sistema de distribución de obras (e.g. Spotify), un mecanismo ágil para el otorgamiento de licencias a un bajo costo para todo aquel que requiera imprimir en 3D una obra protegida y medidas tecnológicas de seguridad que eviten la reproducción y/o distribución de obras protegidas a través de códigos o etiquetas.

En estos momentos no se puede predecir el impacto legal que tendrán las Impresoras 3D en la fabricación y distribución de productos falsificados. Sin embargo, a medida que estos componentes sean más económicos, veloces, capaces de reproducir grandes cantidades de ejemplares a grandes escalas y los materiales sean más variados y de fácil acceso, estarán dadas las condiciones para que emerja una importante industria al margen de la ley.

 

[email protected]

 

@joseramonfermin

 

jose-fermin

64,56% de la cartera crediticia de la Banca Múltiple de México se encuentra destinada al sector comercial
finanzasdigital.com/2021/12/6456-d… a través de @finanzasdigital

Jorge Giménez: José Pekerman "será un antes y después de la Federación Venezolana de Fútbol" finanzasdigital.com/2021/11/pekerm… a través de @finanzasdigital

menu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram