Consejos para prevención de fraudes electrónicos

Claves e Información personal

  • Los datos de tu tarjeta de crédito y débito son confidenciales. Resguarda la información asociada a tu tarjeta y/o cuenta bancaria. No los compartas.
  • Memoriza tu número de identificación personal (PIN). No escribas la clave o número de cuenta, ni lleves esta información contigo.
  • Actualiza siempre en el banco, tu dirección y teléfono de contacto, de esta manera podrán contactarte en caso de detectar alguna actividad irregular en tu cuenta.
  • Informa inmediatamente a la institución bancaria correspondiente, si has extraviado o te han sustraído una tarjeta.
  • Firma la tarjeta en el panel correspondiente, tan pronto como la recibas.
  • Actualiza tu clave periódicamente y evita revelarla.

Puntos de Venta

  • Mantén vigilada tu tarjeta mientras realizas las compras. No olvides recoger la tarjeta después de realizar la transacción y verificar que contenga tus datos.
  • Conserva por un tiempo prudencial, las copias o comprobantes electrónicos enviados a tu teléfono o correo electrónico al comprar con tu tarjeta de crédito o débito.

Banca por Internet

  • Accede al servicio de banca por internet únicamente desde un computador personal conocido. Escribe directamente la dirección electrónica del banco en el navegador.
  • Nunca te conectes al servicio de Banca por Internet desde un sitio no conocido.
  • Desconéctate totalmente de cualquier sitio web, tras efectuar una transacción en línea. Si no hay una función de “desconexión”, “salir” o “cerrar”, evita el acceso a tus datos personales.
  • Considera afiliarte a los servicios de Banca Electrónica. Esto te permitirá vigilar la actividad de tu cuenta en cualquier momento y lugar.
  • Verifica que haya un símbolo de transacción (candado) segura en la esquina inferior de tu programa de navegación, así como una vez ingresado en la página del banco, asegúrate que se indique en la esquina superior izquierda, el término “https”, el cual es la autenticación del sitio web visitado y la protección e integridad de tus datos.
  • Procura mantener actualizados los programas antivirus de la computadora.

Cajeros Automáticos

  • Elige adecuadamente el cajero automático que vas a utilizar, procura que esté bien iluminado y en un lugar transcurrido.
  • Guarda el dinero y la tarjeta antes de retirarte del cajero automático.
  • Evita siempre mostrar el dinero cuando realices un retiro o un depósito.
  • No aceptes ayuda de desconocidos mientras estés utilizando el cajero automático.
  • Evita distracciones cuando uses el cajero automático. Si esto ocurrió, al terminar de emplear el cajero, verifica que la tarjeta contiene tus datos.
  • Verifica que el cajero automático no contenga algún elemento extraño en el teclado o en la ranura donde se inserta la tarjeta.
  • Vigila que la pantalla del cajero automático no contenga mensajes indicando cambios en la utilización del teclado. De ser así, no continúes con la operación.
  • Cubre con la mano el teclado del cajero automático o punto de venta cuando coloques la clave para evitar que sea visualizado por otras personas.

Generales

  • No des tu número de cuenta, tarjeta o clave por teléfono.
  • No envíes a través de correo electrónico los datos personales que te identifiquen, por ejemplo: número de cuenta, número de tarjeta de crédito o el número de identificación personal (PIN). No cargues o digites en ninguna página o correo, la información de tu tarjeta de coordenada, la numeración que está detrás de tu tarjeta de crédito o la información de las preguntas y respuestas de desafío requeridas por el banco.
  • Las instituciones bancarias jamás te enviarán un mensaje de correo electrónico solicitando este tipo de información.
  • En caso de pérdida, extravío o reporte de transacciones no ejecutadas a tu teléfono móvil o a tu correo, comunícate de inmediato con el banco y reporta la situación identificada para que realicen el bloqueo preventivo.

 

Fuente: Sudeban

 

Artículos Relacionados