BID prestará 200 millones de dólares a Panamá para mejorar la transparencia y eficiencia del gasto en protección social

Préstamo de US$200 millones permitirá aumentar la eficiencia del gasto en protección social para los más pobres y mejorar la acumulación de capital humano en el país.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo de US$200 millones a Panamá para impulsar la reforma de políticas del nuevo mecanismo de focalización de los programas de trasferencias monetarias condicionadas del Estado con el objetivo de mejorar la capacidad de llegar a los más pobres, y para fortalecer la oferta de servicios de atención integral a la primera infancia. Esta operación no solo completa varias reformas del marco regulatorio, sino que también implementa y evalúa las políticas, estrategias e instrumentos ya adoptados por el Gobierno de Panamá. Con este programa se cierra una serie de tres préstamos de apoyo a la implementación de reformas de políticas en el sector de Protección Social.

Si bien la economía de Panamá ha crecido en promedio un 6,6% entre 2008 y 2017 y la incidencia de la pobreza bajó de 25,8% a 22,1% entre 2014 y 2016, aún persisten amplias brechas sociales, principalmente en las áreas rurales (con un 46% de población en situación de pobreza) y las comarcas indígenas, donde la pobreza afecta a entre el 68,5% y el 85,8% de la población. La exposición a la escasez de recursos es más aguda entre los niños, particularmente en la primera infancia, y está relacionada con atrasos en la acumulación de capital humano, lo que genera un ciclo nocivo de crecimiento intergeneracional de la pobreza y la desigualdad.

Este préstamo apoya entre otros la puesta en marcha del Registro Nacional de Beneficiarios (RENAB), interconectado con las bases de datos del Tribunal Electoral y de los Ministerio de Educación y Salud. El RENAB permitirá mejorar la transparencia en la asignación de los programas de alivio de la pobreza, minimizando la filtración a los no pobres. Además, el préstamo apoya la implementación de estándares de calidad para la atención integral a la primera infancia en los Centros de Atención Integral a la Primera Infancia (CAIPI), así como la implementación de un modelo de atención integral de visitas domiciliarias para los hogares con niños en áreas comarcales y rurales dispersas.

El monto total del proyecto es de US$200 millones con un plazo de amortización de 20 años, un periodo de gracia de 2 años y una tasa de interés basada en LIBOR.

 

Fuente: BID

 

Artículos Relacionados

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com