La mitad de los alimentos en Venezuela se pierden porque no pueden ser sacados del campo

50% de los alimentos en Venezuela se quedan en el sector primario porque no pueden ser sacados del campo a tiempo debido a la falta de combustible o insumos para concretar su distribución en todo el país. Así lo estimó un balance de la Sociedad Venezolana de Ingenieros Agrónomos y Afines.

Durante la videoconferencia Corrupción y Desinformación sobre la Situación Alimentaria en Venezuela: Pérdidas y Desperdicios de Alimentos, organizado por la ONG Transparencia Venezuela, los expertos advirtieron que esta situación provoca un déficit de 60% en la disponibilidad de alimentos, unas cifras alarmantes que pueden traer graves consecuencias para los venezolanos.

Saúl López, presidente de la Sviaa, explicó que se necesitan más de 1 millón de toneladas de alimentos por mes para cubrir las necesidades de cada ciudadano, pero actualmente solo se contabilizan 450.000 toneladas mensuales.

Calcula que en Venezuela las pérdidas y desperdicios de alimentos son de 60.000 toneladas mensuales, una cantidad fundamental bajo las condiciones críticas que tiene el país en materia alimenticia, reseñó el Correo de Caroní.

«Esto permitiría suplir las necesidades nutricionales de al menos un tercio de la población vulnerable», indicó.

Responsabilidad del Estado

López destacó que el Estado no hace nada para disminuir la pérdida de alimentos porque no incentiva la investigación y tampoco permite tener acceso a la información, algo fundamental para generar políticas que puedan hacer frente a este problema.

Marisol Tapia, profesora del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos en la Facultad de Ciencias de la UCV, señaló que Venezuela está entre los 10 países con peor crisis alimentaria del mundo.

La profesora explicó que mientras países de Latinoamérica han realizado avances para disminuir la pérdida de alimentos, en Venezuela las frutas y verduras se pierden a orillas de la carretera.

Sector agropecuario golpeado

Los productores agropecuarios están trabajando sin condiciones. Sin gasolina para trasladarse a sus unidades de producción, con poca vigilancia para el resguardo de animales y tierras, sin acceso a fertilizantes y químicos y con una disminución en las ganancias que no permite seguir creciendo estructural y económicamente.

Armando Chacín, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela, indicó que han reducido 60% de lo que se produce en lácteos y carne. Calcula que para los años 90 Venezuela tenía alrededor de 17 millones de cabezas de ganado y actualmente no se superan ni 9 millones.

Aseguró que esto se debe a que cada día deben vender más para abaratar los costos en materia prima, gasolina y personal y esto no se ve representado en ganancias para el sector productivo.

Declaró que años atrás se tenía una cifra de 64 kilos de carne per cápita y para 2020 estima que se tiene 16 kilos de carne per cápita.

De los 125 litros de leche per cápita que había con 70% producido en el país, para este año no se superan los 35 litros.

Afirmó que esto se generó por las expropiaciones y la Ley de Tierras promovida por el gobierno, lo cual estancó todo un proceso productivo.

¿Qué se puede hacer para disminuir la pérdida?

El presidente de Sviaa manifestó que una opción viable sería crear bancos de alimentos que reciban el excedente de los comercios, empresas y personas, para que luego los distribuyan en comedores de bajo costo.

Tomado de El Nacional

Artículos Relacionados