Reino Unido asegura que la nueva cepa del virus es un 30% más mortal

enero 22, 2021
Boris-Johnson
Boris-Johnson

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció este viernes que hay "evidencias" de que la variante del virus detectada en el Reino Unido no solo es mucho más contagiosa, sino que comienzan a recabarse de que sería aún más mortal. Un 30% más.

Lo explicaba a continuación el científico jefe del Gobierno británico, Patrick Vallance: “En la población de 60 años o mayores, de cada 1.000 personas infectadas son 10 las que pueden morir por la enfermedad. Con la nueva variante del virus, ese riesgo se eleva a 13 ó 14 personas”. El asesor de Johnson ha señalado que “las pruebas no son todavía muy firmes”, y que las cifras siguen arrojando incertidumbre, pero suponen un “motivo de preocupación”. Hasta ahora, ha querido señalar Vallance, esa mayor mortalidad no se ha visto reflejada entre los pacientes hospitalizados.

El ministro de Sanidad británico, Matt Hancock, fue el primero en dar a conocer al mundo la existencia de una variante británica del virus. El 14 de diciembre, en una comparecencia ante la Cámara de los Comunes, apuntó someramente a un nuevo factor que iba a dar un vuelco inesperado a las previsiones y estrategia del Gobierno de Johnson en su lucha contra la pandemia. Los británicos todavía confiaban entonces en poder disfrutar de un paréntesis navideño. Las medidas de restricción iban a relajarse, hasta el punto de que, en algunas zonas del país, hasta tres domicilios distintos podrían juntarse para celebrar comidas familiares. “Debo insistir en que, hasta la fecha, nada indica que esta nueva variante agrave las consecuencias de la enfermedad”, dijo Hancock, cuando el temor seguía siendo únicamente que los contagios se dispararan hasta un 70% más. Junto a ese cálculo, el ministro expresó su convicción de que las vacunas —que habían comenzado a distribuirse seis días antes— mantendrían su eficacia con la nueva variante. Pero no ocultó la preocupación del Gobierno.

El Gobierno de Johnson volvió a aferrarse a su estrategia regional y gradual. Impuso en Londres el Nivel 3 de alerta. Restaurantes, bares y pubs cerrados, con la excepción del servicio a domicilio. Reuniones al aire libre con un límite de seis personas. Recomendación de trabajar desde casa. No iba a ser suficiente, como se iba a comprobar de inmediato.

Johnson anunció el 4 de enero un tercer confinamiento nacional. Las consideraciones económicas, siempre presentes en la búsqueda de un equilibrio en la estrategia contra el virus, quedaron definitivamente aparcadas. La prioridad era salvar la capacidad de respuesta del Servicio Nacional de Salud (NHS, en sus siglas en inglés). Se registraban casi 60.000 nuevos casos diarios de infectados. “No confiamos en que el NHS sea capaz de hacer frente a este incremento de pacientes sin que se emprendan medidas drásticas. Existe un riesgo real de que los hospitales de varias zonas se vean saturados en los próximos 21 días”, habían advertido horas antes, en un comunicado conjunto, los cuatro directores médicos jefe de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

La nueva variante del virus se transmitía a una velocidad especialmente rápida entre los menores. Sobre todo, entre los adolescentes.

Con información de El País

Boris-Johnson
BannerGlobalRatings

Felipe Capozzolo: Flexibilización en noviembre y diciembre es una oportunidad para demostrar que "la actividad económica no afecta la seguridad sanitaria" finanzasdigital.com/2021/10/felipe… a través de @finanzasdigital

Los 3 consejos de Asdrúbal Oliveros a comerciantes: "Hay que tomar decisiones que optimicen el capital de trabajo" finanzasdigital.com/2021/10/los-3-… a través de @finanzasdigital

Créditos del Sistema Financiero Venezolano incrementaron 63,6% al cierre del tercer trimestre del 2021 (respecto a septiembre 2020) linkedin.com/posts/glscope_…

menu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram