Torino Economics: El litio en Bolivia: ¿La tierra prometida?

mayo 12, 2021

En torno a la producción del litio, Bolivia centra sus esperanzas en diversificar la generación de ingresos e impulsar el crecimiento económico del país, incorporándose dentro de los principales actores de la transición energética hacia tecnologías limpias o amigables con el ambiente, sostiene Torino Economics, unidad de investigación de la consultora financiera internacional Torino Capital, en su más reciente informe sobre la situación en Bolivia.

No obstante, esta aspiración no está exenta de desafíos: la brecha tecnológica que separa al país del proceso de industrialización de este recurso, así como una gobernanza estricta en comparación con países tales como Argentina y Chile (junto a los cuales, Bolivia conforma el llamado “Triángulo del litio”) plantean obstáculos que complican las posibilidades del país para capitalizar a su favor las mayores reservas de litio del mundo.

Litio: ¿Nuevo recurso bandera?

El litio es un elemento químico de uso industrial, el cual ha incrementado su importancia en los últimos años al ser utilizado como componente principal para la creación de baterías de teléfonos celulares, así como de vehículos eléctricos. Algunos lo llaman el “oro blanco” o el “nuevo petróleo” dada la relevancia estratégica que posee.

Es clave de la inminente nueva generación de baterías y nuevo protagonista en cualquier debate sobre energías renovables.

En los últimos años, las causas ambientalistas han tomado mayor protagonismo e impulso tras el Acuerdo de París en 2015, donde los países se comprometían a reducir sus emisiones contaminantes, y de esta forma, limitar los efectos del cambio climático.

De acuerdo con la Agencia Internacional de Energía (IEA), después de ingresar a los mercados comerciales en la primera mitad de la década, las ventas de automóviles eléctricos han evidenciado un aumento importante. Para el 2010, apenas circulaban por las carreteras del mundo 17.000 autos eléctricos, mientras que para 2019, dicho número había aumentado a 7,2 millones, de los cuales el 47% se encontraba en la República Popular China. Solo en ese año se vendieron 2,1 millones a nivel mundial.

Con el paso de los años, el avance de las medidas regulatorias, así como otras medidas estructurales, incluida la propuesta de vehículos cero emisiones y el ahorro de combustible, han acelerado la transición y establecido señales claras a largo plazo para la industria automotriz y para los consumidores.

Hasta la fecha, más de 15 países han anunciado su objetivo de lograr la eliminación gradual de los vehículos con motor de combustión interna para 2050. Francia, en 2019, fue el primer país en convertirlo ley, con un plazo hasta 2040, señala Torino Economics.

El “Triangulo del litio”: poseedor de mayor cantidad de reservas a nivel mundial

Si el Litio es el presente y el futuro, entonces es posible que el país o los países que lo estén explotando actualmente vean su ingreso expandirse de forma sustancial. Sin embargo, paradójicamente, el país que más produce litio a nivel mundial no es el que alberga más de este recurso en su territorio.

Actualmente, dentro del ranking de los países productores lo encabeza Australia, con más de 40.000 toneladas métricas para el año 2020, seguido de Chile con 18.000 toneladas, China con 14.000 toneladas y Argentina con 6.200 toneladas.

Lo relevante es que en el ranking se encuentran dos de los países con mayores reservas, Chile y Argentina, aunque aún se encuentra ausente la nación que acumula las mayores reservas mundiales, pero que todavía no ha logrado iniciar su industria de forma efectiva: Bolivia. Argentina, Bolivia y Chile, conforman lo que se conoce como el “Triángulo del Litio”, donde se concentran más del 85% de las reservas mundiales de dicho recurso.

El resto de las reservas mundiales se encuentran en Estados Unidos (6,8 millones de toneladas métricas) cuya actividad de producción es mínima. La mayoría del consumo de litio del país se abastece de las importaciones de Argentina y Chile.

En el caso de Australia (6,3 millones de toneladas), a pesar de ocupar el quinto lugar en la lista, se ha convertido en el mayor productor de litio. La mina de litio de Greenbushes en Australia Occidental (una empresa conjunta entre Albermarle y Tianqi Lithium de China) se considera el proyecto más grande del mundo para extraer el metal.

A pesar de la importancia que ha adquirido el mineral en la última década como insumo de la industria electrónica, los países que conforman el triángulo del litio, siguen muy lejos del nivel de explotación esperado. De los tres países que forman parte del Triángulo, Chile es el más avanzado en ese aspecto, afirma Torino Economics.

Bolivia: El reto de atraer inversión extranjera 

Desde hace varios años, los distintos presidentes de Bolivia han mantenido la promesa de que este mineral es el camino que se debe seguir para alcanzar el crecimiento económico esperado. Sin embargo, todo se ha quedado en palabras.

Los bolivianos llevan más de una década escuchando que el país va camino a convertirse en la capital mundial del litio. En el 2018, el expresidente Evo Morales anunció que la era de la industrialización de ese metal liviano arrancaba en su país y, por ende, Bolivia le pondría precio al metal para todo el mundo.

El expresidente hizo declaraciones similares prácticamente desde que llegó al Palacio de Gobierno en 2006. Sin embargo, el esperado despegue no se llegó a producir durante su mandato. En la actualidad, las dudas siguen vigentes dada la crisis económica del sector minero provocada por el coronavirus, aunque la esperanza boliviana se mantiene atada a la producción de baterías.

El país suramericano administra el litio a través de la empresa estatal Yacimientos de Litio Boliviano (YLB). En febrero del 2020, YLB realizó un informe de rendición de cuentas en el que reportó avance en las cuatro fases de la estrategia de industrialización. El país ya exporta cloruro de potasio y carbonato de litio extraídos del Salar de Uyuni.

Además, tiene en operaciones una planta piloto para la producción de baterías que se propone alcanzar una producción de 20.000 piezas anuales. De esta forma, esperan convertirse en una de las naciones protagonistas del mercado energético. De acuerdo con los expertos, Bolivia no avanza “a paso firme” en la explotación del litio por diferentes motivos relacionados a la tecnología, la experiencia y las diferencias políticas.

“Bolivia no tiene experiencia en la producción de recursos evaporíticos. A diferencia de la producción tradicional de minerales, para producir recursos evaporíticos se requiere otra clase de conocimientos”, explicó Juan Carlos Zuleta, experto en la materia y expresidente de YLB.

A juicio de Zuleta, son muy pocos países los que tienen el conocimiento necesario para ese tipo de explotación, lo que afecta también las intenciones bolivianas, ya que, la mayoría de las empresas y países que intentaron cerrar acuerdos con Bolivia estaban recién en un proceso de aprendizaje y no contaban con la tecnología necesaria.

Zuleta asegura que una de las grandes alternativas para el país es Corea del Sur, cuya industria está mucho más avanzada tecnológicamente. En su momento, el gobierno de Evo Morales formó una empresa mixta con ACI Systems de Alemania para producir hidróxido de litio, un elemento adicional al carbonato de litio que se usa para la fabricación de baterías.

Sin embargo, el comité cívico de Potosí, que agrupa a ciudadanos organizados, lo rechazó argumentando que no era beneficioso para el país, menos aún para esa región. Ante la presión, Evo rompió esa sociedad el 3 de noviembre de 2019, una semana antes de salir del poder. Durante la breve gestión de Jeanine Añez, no se definió un plan para industrializar el mineral.

El factor político ha sido fundamental para que este tipo de proyectos no terminen de despegar. En el momento que era candidato, el actual presidente, Luis Arce Catacora, llegó a denunciar que el litio boliviano estaba en peligro, ya que, a su juicio, el gobierno interino de Añez tenía intenciones de privatizarlo.

Una de sus promesas de campaña se centró en terminar de dar los primeros pasos propuestos por Morales años atrás para la industrialización del recurso, y generarle al país hasta USD 4.500 millones anuales explotando el mineral, explica Torino Economics.

¿Hay posibilidades de un acuerdo regional?

 Argentina, Bolivia y Chile deben enfrentar distintos retos que van desde conseguir una alta especialización, sobrellevar el factor geográfico, hasta ofrecer elevados incentivos que logren atraer inversionistas extranjeros. A pesar de que en la región se concentra el famoso triangulo del litio, la fabricación de baterías requiere de un alto nivel de especialización tecnológica, que no se puede crear fácilmente.

“No basta con tener litio. Eso no es garantía de nada”, explican desde Roskill, la consultora especializada en el sector de los metales, minerales, industrias químicas y los mercados asociados a esos productos. Si bien el producto de partida es la extracción del metal, el paso siguiente es su procesamiento para obtener químicos.

De allí en adelante la cadena de producción para generar baterías se complica. El factor geográfico influye mucho en lo que sería el costo de transporte. Los países suramericanos posibles exportadores de baterías están lejos de los centros de fabricación de autos, lo que se convierte en una desventaja logística importante dado el costo del transporte.

Asimismo, los países de la región deben ser capaces de ofrecer algún incentivo preponderante a los inversionistas extranjeros. Hay países en Europa que han ofrecido desde la exención del pago de impuestos hasta la financiación de gran parte de los proyectos.

El trabajo en equipo por parte de Argentina, Bolivia y Chile sería fundamental para poder potenciar la industria del litio en la región. No obstante, son tres países que se encuentran en etapas de explotación diferentes, y que además cuentan con legislaciones distintas, indica Torino Economics.

Enfoque de Torino Economics:

Uno de los mayores desafíos que enfrenta Bolivia, en su aspiración de incorporar al litio dentro de su matriz energética y diversificar sus ingresos fiscales a través de su explotación, industrialización y comercialización, es la brecha técnologica, que hace imperativo el incremento de la capacidad ténica del pais, y asi capitalizar el significativo potencial de producción de este recurso.

En tal sentido, durante el lanzamiento de la Convocatoria Internacional de Extracción Directa de Litio, el presidente Luis Arce ratificó que la industrialización del litio boliviano es una prioridad para el Estado. “La agenda 2021-2025 de la industrialización del litio es ahora nuestra prioridad, por eso hemos diseñado una estrategia de industrialización rumbo al bicentenario del país.

Esa estrategia comprende ejecutar proyectos paralizados, pero se agrega un componente estratégico que consiste en adicionar una tecnología de extracción directa del litio que nos permitirá innovar y acelerar nuestra inclusión en la industria a nivel global”, indicó Arce.

Con una produccion incipiente, será fundamental el fortalecimiento de alianzas estratégicas que permitan la incorporación de tecnolgía e inversiones al proceso de extracción directa del litio, dentro de un marco normativo que incentive la participación de las empresas mas destacadas en el proceso de industrialización de este recurso.

Asimismo, más allá que la minería litífera sea una actividad que, comúnmente, es considerada como mucho más limpia, en materia de gestion Ambiental la explotación misma de los salares podría generar residuos cuya modalidad de tratamiento no ha sido especificada aún.

Si bien YLB ha optado por por abrir la participación de actores extranjeros, debe destacarse que el gobierno boliviano ha mantenido condiciones estrictas, en comparación con Argentina y Chile, para la asociación con actores extranjeros.

La más exigente ha sido la de mantener una posición mayoritaria en la asociación estratégica, demandando, además, que el socio garantice mercados para los productos elaborados, concluye Torino Economics en su informe.

Conseturismo: "Las condiciones están dadas para hacer del turismo uno de los motores que necesita el país para su recuperación" finanzasdigital.com/2022/01/conset… a través de @finanzasdigital

Presidente de la ANM: Hay que seguir insistiendo "en lograr vacunar a las personas que no han querido" finanzasdigital.com/2022/01/presid… a través de @finanzasdigital

menu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram