José Guerra: Con un salario mínimo “se compra menos de 1% del valor de la Canasta Alimentaria valorada en US$343”

El economista e integrante del Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), José Guerra, señaló que las tasas de inflación mensual de octubre (8,1%) y anualizada (1.248%) “representan una desaceleración del ritmo de aumento de precios respecto a 2020”.

En ese sentido, indicó a través de su cuenta en la red social Twitter que “en ello, ha influido la estabilidad del precio del dólar debido a la venta de divisas del BCV y la reducción de los salarios reales”.

“La inflación sigue siendo muy alta, en octubre 2021 alcanzó a 1.248% en términos anuales y los salarios reales han disminuido a tal punto que con un salario mínimo se compra menos de 1% del valor de la canasta alimentaria valorada en US$343”, explicó.

El Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF) informó que la inflación mensual para el mes de octubre fue de 8,1%, la interanual se situó en 1.258% y la acumulada en 576,3%.

En ese sentido, indicó que el rubro que mostró mayor variación fue esparcimiento con 19,2%, seguido por educación con 11,8% debido al regreso a las clases presenciales, transporte con 11,3% y bebidas alcohólicas con 10,5%.

Se evidenció un incremento en dólares en los productos y servicios, como efecto de la pasada reconversión monetaria

El precio de la canasta de alimentos en divisas alcanzó su máximo histórico de US$ 343,75 para una familia de 5 miembros, con una variación de 12,77% respecto al mes anterior, ubicada en US$304,83.

El acceso a la canasta alimentaria según el sueldo mínimo fue de 0,69%, mientras el salario mínimo se mantuvo en Bs.7,00.

Tales cifras se estiman al tiempo que es declarada la flexibilización desde el 1 de noviembre hasta el 1 de enero de 2022 por parte del Gobierno, un regreso a clases presenciales con escasas condiciones y asistencia, y de cara a las elecciones de gobernadores, legisladores estatales, alcaldes y concejales el próximo 21 de noviembre de 2021.

Esta desaceleración de la inflación ocurre por la estabilidad que ha mantenido el precio del dólar, debido a las recurrentes intervenciones que ha realizado el Banco Central de Venezuela (BCV) quemando las reservas internacionales para mantener sin oscilaciones significativas el tipo de cambio.

Artículos Relacionados