Abogados solicitaron nulidad de reforma a la Ley de Registros y Notarías

Juan Carlos Castillo, expresidente de la Asociación Venezolana de Derecho Tributario, aseguró este lunes que los montos máximos establecidos para los trámites relacionados con registros y notarías pudieran ocasionar la inhibición de los mismos, tras la reforma a la ley.

“Sustituir a la Unidad Tributaria y se incorpora al petro, establecer pisos y trechos en función del petro y el cálculo de los servicios en registros y notarías se incrementa exponencialmente y el petro está basado en divisas, indirectamente se produce una dolarización de servicios públicos, en este caso, lo vinculado a los registros y notarías”, dijo.

Castillo informó que un grupo de abogados solicitó ante el Tribunal Supremo de Justicia la nulidad del instrumento legal por considerarlo “inconstitucional”, “lo que procedería es que la Sala Constitucional instale medidas cautelares de suspensión de efectos”.

Asimismo, en entrevista concedida a Unión Radio, el expresidente de la Asociación Venezolana de Derecho Tributario comentó que solo para el trámite de las capitulaciones matrimoniales, para mantener separación de bienes durante el matrimonio, el máximo que pudiera cobrar el Saren por estas actuaciones, pudiera costar hasta $ 3.000.

Castillo acotó que están a la espera de que el Servicio Autónomo de Registros y Notarías (Saren) emita la providencia con los montos específicos para cada trámite.

“La ley debió reformarse para que hubiese una razonable equivalencia entre lo que pagas por el servicio y su costo, no para inhibir al usuario de poder acudir a los registros y notarías”, subrayó.

Con información de Unión Radio

Artículos Relacionados