CEV exhorta a “renovar los partidos políticos y los liderazgos que no han permitido un discernimiento político centrado en las exigencias actuales”

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) describió este jueves en el marco de la CXVII Asamblea Ordinaria Plenaria del Episcopado Venezolano, las circunstancias en las que se encuentra sumido el país en especial durante el tiempo de pandemia.

“Nos encontramos como país en una grave crisis global y democrática; el ser humano con su dignidad, principalmente la persona pobre, es colocada a un lado por el régimen político, para dar relevancia a un sistema ideológico excluyente, perdiéndose el sentido de la democracia como poder del pueblo”, dice la nota de prensa.

Los Arzobispos y Obispos de Venezuela subrayan tres realidades específicas en la “dolorosa situación del país”: “el desmantelamiento de las instituciones democráticas y de las empresas del Estado”, “el dramático éxodo debido a la emigración forzada de cerca de seis millones de compatriotas expatriados por falta de oportunidades de desarrollo en el país” y “la pobreza de la gran mayoría de nuestro pueblo, con particular acento en la desnutrición de la infancia y las situaciones de injusticias que viven las personas de avanzada edad”, y añaden que, además de estos aspectos, “están los daños psicológicos, morales y espirituales que experimentan los venezolanos en el drama que estamos viviendo”.

El episcopado venezolano manifiesta que desea motivar a todos los sectores del país “a asumir su compromiso histórico con Venezuela, para seguir trabajando por la comunión, la paz y el bienestar material y espiritual de nuestro pueblo (…) la sociedad civil, desde sus comunidades e instituciones, debe asumir el reto protagónico del momento con procesos de movilización, discernimiento y acciones creativas en la búsqueda del bien común construido desde los valores cristianos y humanos. Que nadie se sienta excluido de este llamado por el bien de la familia y el pueblo”.

En la exhortación, explican que la “refundación de la nación” implica la inclusión de los desfavorecidos, recuperar la convivencia fraterna, la promoción del diálogo; realizar negociaciones claras y justas en favor del pueblo; promover la familia y la educación y “renovar los partidos políticos y los liderazgos que no han permitido un discernimiento político centrado en las exigencias actuales”, todo esto, puntualizan, “haciendo uso de los mecanismos previstos en la Constitución Nacional y las leyes”.

Ver comunicado oficial de la CEV aquí

Artículos Relacionados