El FMI prevé que el crecimiento mundial se modere del 5,9% en 2021 al 4,4% en 2022

enero 25, 2022

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo este martes que la economía global ingresa a 2022 en una posición más débil de lo esperado anteriormente. 

Aseveran que el aumento de los precios de la energía y las interrupciones en el suministro han resultado en una inflación más alta y generalizada de lo previsto, especialmente en los Estados Unidos y muchas economías de mercados emergentes y en desarrollo. 

El FMI prevé que el crecimiento mundial se modere del 5,9 % en 2021 al 4,4 % en 2022, medio punto porcentual menos para 2022 que en la edición de octubre de Perspectivas de la economía mundial (WEO), lo que refleja en gran medida las rebajas previstas en las dos economías más grandes. 

Asimismo, se espera que el crecimiento global se desacelere a 3,8 por ciento en 2023. Aunque esto es 0,2 puntos porcentuales más que en el pronóstico anterior.

Agregaron que se espera que la inflación elevada persista por más tiempo de lo previsto en el informe WEO de octubre, con continuas interrupciones en la cadena de suministro y altos precios de la energía en 2022. Suponiendo que las expectativas de inflación se mantengan bien ancladas, la inflación debería disminuir gradualmente a medida que disminuyan los desequilibrios entre la oferta y la demanda en 2022 y la política monetaria en las principales economías responde.

Los riesgos para la línea de base global están inclinados a la baja. La aparición de nuevas variantes de COVID-19 podría prolongar la pandemia e inducir nuevas perturbaciones económicas. Además, las interrupciones en la cadena de suministro, la volatilidad de los precios de la energía y las presiones salariales localizadas significan que la incertidumbre en torno a la inflación y las trayectorias de las políticas es alta. A medida que las economías avanzadas elevan las tasas oficiales, pueden surgir riesgos para la estabilidad financiera y los flujos de capital, las monedas y las posiciones fiscales de las economías de mercados emergentes y en desarrollo, especialmente con los niveles de deuda que han aumentado significativamente en los últimos dos años. Otros riesgos globales pueden cristalizar a medida que las tensiones geopolíticas siguen siendo altas y la emergencia climática en curso significa que la probabilidad de grandes desastres naturales sigue siendo elevada.

Con información de Nota de prensa

menu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram