Un sistema financiero ideal

Daniel-Lahoud

Daniel Lahoud.- Venezuela se enfrenta a un problema terrible, desde 2020 el encaje legal está por las nubes. Primero 100%, y desde mayo de 2021 en 85%, eso no es en lo más absoluto normal. Hay que aclarar cosas importantes, porque en Venezuela se cree que el sistema bancario es el financiador de toda la actividad empresarial y eso no es cierto. Los Bancos son institutos de corto plazo, porque captan recursos de corto plazo. Un banco corre mucho riesgo si intenta financiar una empresa a 5 años con depósitos a la vista, es por ello, que tiene instrumentos como las tarjetas de crédito (que financian máximo a un año) y préstamos de vehículos (a dos o tres años) con garantía en la reserva de dominio y otros préstamos que generalmente son al consumo (a particulares) y de capital de trabajo (menos de un año, para empresas).

Sin embargo, el crédito bancario con un encaje del 85% es imposible, y ahí tengo que afirmar que quienes creen que los bancos pueden tener encaje 100%, están rotundamente equivocados, los bancos no pueden, ni deben prestar sus patrimonios, estos deben permanecer líquidos (en instrumentos de elevada liquidez para emergencias) el banco presta siempre el dinero que no es propio, es decir, el de los depositantes.

Eso sí, es urgente que el banco central, reduzca el porcentaje de encaje a los bancos a niveles decentes. En algunos países el encaje es menos de 10% y consideramos que los banqueros son lo suficientemente sensatos para manejarse con un encaje bajo. Lo otro es pensar en el por qué el banco central adoptó esa medida extrema y en un plazo tan prolongado, y lo único que se nos ocurre es que el banco central y por ende el gobierno, cree que los préstamos se dirigían a la compra de dólares, y ellos piensan que esa actividad es “inflacionaria.”

Hemos dicho hasta la saciedad que el dólar es una mercancía más (las monedas son mercancías) y como no es una mercancía de primera necesidad, como la harina de maiz precocida, o como la carne, o el pan; su precio sube con rezago. La causa de la inflación está en quien emite los bolívares y de hecho, si las personas compran dólares en un ambiente de libertad cambiaria, eso más bien contribuye a disminuir la inflación, porque disminuye el dinero en circulación. Por tanto, el argumento de evitar la compra de dólares no es sustancial para contener el alza de los precios. Realmente, si dolarizaran, todo el componente cambiario que se asigna a la inflación desaparecería, y quedaría como siempre fue Venezuela con precios más altos que el exterior. Los economistas seguirán diciendo que el bolívar está sobrevaluado y de hecho la matemática los acompaña, pero la economía no, porque los precios internos son y consideramos que seguirán siendo más altos, porque en Venezuela se produce poco y se produce de una manera ineficiente, eso impide que los precios sean más bajos y si a esto añaden aranceles altos como quieren algunos, el diferencial entre precios internos y externos será mayor.

Lo otro, es que afirmamos que los bancos son institutos de corto plazo dedicados al dinero a la vista, y a los créditos al consumo, comerciales y algunos de capital de trabajo. Pero entonces ¿cómo se financia una empresa que quiere adquirir una máquina y que necesita un préstamo a 5 o más años? Bueno eso es un crédito del mercado de capitales y para eso las empresas emiten bonos o acciones y los colocan en bolsa. Incluso, en los mercados de capitales modernos para préstamos del capital de trabajo existen los papeles comerciales, que siempre vencen en plazos cortos. Entonces, no es como me dijeron a mí, cuando estudié economía que el sistema bancario lo financia todo, porque no puede. Un sistema finaciero ordenado, como toca en Europa, en Norteamérica y en general en los países desarrollados funciona así:

Tipo de MercadoDepósitos (captaciones)Créditos (colocaciones)
BancarioFundamentalmente a la vistaAl Consumo Comercial de corto plazo Industrial de corto plazo

Por supuesto el negocio es de intermediación, y debe tener encaje fraccional y bajo para garantizar que el crédito se dé y el negocio sea rentable para el banquero, si no es así, muere por agotamiento como está ocurriendo en la actualidad. El crédito per se no es inflacionario, ni causa problemas de ciclo, a menos que se otorge en “inversiones no adecuadas” lo que los austríacos denominan malinvestment, el crédito a negocios funcionales, necesarios para que la estructura de producción funcione, son perfectamente manejables en un sistema de “libre mercado.”

El negocio del mercado de capitales no es un negocio de intermediación indirecta, no necesita bancos, el dinero del inversionista va en emisión primaria directo a la empresa financiando el negocio que divulga en su prospecto. Por eso, si una empresa emite bonos a 5 años, quien los compra sabe que la única manera de liquidar su posición y obtener efectivo es ir a la bolsa y vender, y comprende que existe un riesgo de precios que está dispuesto a correr. Si el financiamiento es con acciones, éstas no vencen y el inversionista debe estar claro que al igual que el comprador de bonos, corre riesgo de precio. En esos mercados, las personas son maduras, entienden qué es lo que compran y saben que eso significa, a veces más riesgo y por tanto más rendimiento.

Señores del gobierno, quieren ver crecer la economía, garanticen la libertad de mercado y bajen el encaje, los dólares no son la causa de la inflación y si quieren ver los anaqueles llenos y a buenos precios no escuchen a los que piden aranceles altos, y por sobre todo dolaricen para contribuir a la normalización de la economía.

@daniellahoud

Artículos Relacionados