Claves para afianzar la recuperación de América Latina y el Caribe, según el Banco Mundial

El Banco Mundial (BM), vicepresidente del Banco Mundial para la región de América Latina y el Caribe, señaló en un comunicado que dos años después del inicio de la pandemia, 2022 comienza con algunas señales esperanzadoras de recuperación económica luego de la peor caída en más de un siglo.

Sin embargo, el comunicado señala que la región sufrió varios impactos: aumentaron la pobreza y la desigualdad. El empleo se recuperó solo parcialmente, y debido al enorme esfuerzo hecho para mitigar los impactos de la pandemia sobre los sectores más vulnerables, los Estados agotaron sus reservas fiscales y crecieron el endeudamiento y los desequilibrios macroeconómicos.

El vicepresidente recalcó que aunque ha mejorado un poco las estimaciones de crecimiento, “en el camino hacia adelante hay importantes desafíos”. En este sentido, señaló que el mayor reto será afianzar la recuperación y lograr que el crecimiento beneficie a quienes más lo necesitan.

“Para alcanzar ese objetivo será primordial persistir en la vacunación contra el coronavirus. La región alcanzó un promedio superior al 70% de la población con al menos una dosis y de 60% con vacunación completa, aunque con grandes variaciones entre países: 95% en Chile y 85% en Argentina recibieron dos dosis; menos de 1% tiene el esquema completo en Haití. Es crucial garantizar la distribución de las vacunas a toda la población y desterrar las dudas sobre su efectividad. Las cifras de infectados por Ómicron son contundentes: entre 60% y 80% de los hospitalizados no habían sido vacunados”, dice el comunicado.

Cuatro claves

1 – Es urgente crear las condiciones para que las firmas mejoren su productividad e impulsen la creación de empleo.

2 – El nivel de endeudamiento es cada vez más un motivo de preocupación y debe ser abordado. Creció más de 10 puntos en la pandemia, a 75,4% del PIB de la región.

“Es una cifra muy alta y en el 2022 será importante empezar la tarea de reducirla. Debemos pensar en cómo reducir la brecha entre ingresos y gastos públicos, haciendo un uso más eficiente de los recursos, eliminando gastos innecesarios y aumentando los ingresos con impacto progresivo”.

3- Es urgente revertir las desastrosas pérdidas educativas que provocó la pandemia.

4 – El cambio climático conduce a una catástrofe inexorable si no actuamos ya.

“La región tiene ahora la oportunidad de alinear su economía con la protección y el manejo sustentable del medio ambiente. Una recuperación más verde puede crear empleos y contribuir a un futuro más próspero, resiliente e inclusivo. Los jóvenes reclaman políticas más ecológicas, el uso de energías renovables, sistemas de transporte con bajas emisiones de carbono, el control de la deforestación y una mejor gestión de la biodiversidad”

Por último, el vicepresidente del Banco Mundial agregó que la gran tarea del 2022 será consolidar la recuperación económica de la región y sentar las bases de un crecimiento más incluyente y verde.

“La crisis ha dejado secuelas, pero también abrió nuevas oportunidades. Lo importante será aprovecharlas”.

Artículos Relacionados