Leonardo Vera: Reforma de la Ley de Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras “es una invitación a la proliferación de flujos y transacciones no regulares”

El economista y profesor universitario, Leonardo Vera, señaló que la reforma a la Ley de Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF) ha causado “desconcierto e incertidumbre” en Venezuela.

En ese sentido, indicó a través de su cuenta en la red social Twitter que esta normativa existe desde el año 2016, gravando las transacciones de las personas jurídicas y entidades económicas sin personalidad jurídica calificadas como “contribuyentes especiales” por el SENIAT.

Cabe destacar que ese impuesto no es nuevo en Venezuela, puesto que se ha aplicado con carácter transitorio en épocas de crisis, cuando el fisco busca “recursos de rápida recaudación (aún cuando sean altamente distorsionantes)”. Esta medida fue utilizada en los años 1994, 1999 y en 2007.

Dijo que el presidente Nicolás Maduro “descubrió el gravamen y lo viene usando desde hace 6 años, pechando en general a los contribuyentes especiales cada vez que hacen algún movimiento de recursos en bolívares entre bancos”, a cargo de sus cuentas e incluso sin mediación de las entidades financieras venezolanas.

En 2016, cuando entró en vigencia el IGTF, la dolarización no había avanzado significativamente y el gravamen era sobre transacciones en bolívares y con una alícuota de 0,75%. “Con el correr del tiempo la voracidad fiscal lo llevó a 2%”, agregó.

Comentó que el proyecto de reforma de la ley indica que ese impuesto levanta ya el 13% de la recaudación tributaria total. Sin embargo, “no hay como corroborarlo”, dado que en Venezuela “no se rinde cuenta de la gestión fiscal”.

– Lo que sucede –

La economía se ha refugiado en las divisas y en otros activos monetarios, puesto que el sistema tributario venezolano no se ha adaptado al nuevo orden monetario.

A criterio del economista, esto no se ha hecho porque el Gobierno no ha oficializado ni siquiera un régimen multimoneda.

La reforma de la Ley del Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras que se aprobó la Asamblea Nacional (AN) el 3 de febrero, “supone asedio ahora a los contribuyentes especiales por cualquier lado”, incluso cuando hacen transacciones en divisas o criptos, sin mediación del sistema financiero.

“Sea que paguen de una cuenta en dólares a otra cuenta de un proveedor en el mismo u otro banco, sea que el pago se haga con tarjeta internacional o en efectivo, donde quede una huella o si el pago tiene como destino el sistema financiero, los contribuyentes especiales pagan”, resaltó.

– Todos son contribuyentes –

El economista aseguró que todo aquel que genere en ingresos anuales más de 30.000 unidades tributarias es contribuyente especial y sumó que la Unidad Tributaria (UT) equivale a un bolívar digital.

“Al tipo de cambio oficial, un contribuyente especial hoy sería todo aquel que genere ingresos anuales superiores a los 6.638 dólares. Así que ya no se trata sólo de grandes empresas”, expresó.

Precisó que el ordinal 6 del artículo 4 de la ley establece que las personas naturales también son contribuyentes, cada vez que hagan una transacción con un contribuyente especial.

Estimó que la reforma a esta normativa “es una invitación a la proliferación de flujos y transacciones no regulares en otras monedas propios de la informalidad”.

– Aprobada en segunda discusión –

La Asamblea Nacional (AN) aprobó en segunda discusión, durante la sesión ordinaria de este jueves, la reforma a la Ley de Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras.

La iniciativa fue presentada por por la Comisión Permanente de Economía, Finanzas y Desarrollo Nacional y, según los diputados, la finalidad es que las operaciones en divisas paguen un impuesto similar o superior al que cancelan los débitos en bolívares.

Los cambios hechos a la normatima legal procuran “un mayor incentivo y confianza” en el uso de la moneda venezolana, por lo que está abierta la posibilidad de incrementar la alícuota para las transacciones no convencionales con moneda extranjera y criptomonedas.

También, está previsto que los cambios hechos a la ley entren en vigencia dentro de 30 días continuos cuando la normativa sea publicada en la Gaceta Oficial de la nación.

Artículos Relacionados