Luis Vicente León: Abastecimiento de combustible en Venezuela podría verse afectado por el conflicto entre Rusia y Ucrania

El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, señaló que el impacto del conflicto entre Rusia y Ucrania es negativo y podría ser muy superior al promedio para Venezuela, por lo que “nos obliga a ser conservadores sobre la capacidad de expansión económica prevista para 2022”.

Asimismo, indicó a través de su cuenta en la red social Twitter que la capacidad de acción de la comunidad internacional en el mundo está muy limitada y “se concentra en sanciones sectoriales que tienen una demostrada ineficiencia para provocar cambios”.

El primer impacto del conflicto entre Rusia y Ucrania es sobre Europa, que tiene alta dependencia energética de la nación rusa. Pero en segunda línea está Latinoamérica, “por las inversiones de ese país en los últimos años”.

El climax es Venezuela, que se considera su principal aliado en la región y el más expuesto en este conflicto”, agregó.

Si bien el impacto inicial tras el conflicto entre Rusia y Ucrania es un aumento del precio del crudo, los ingresos petroleros venezolanos “dependen en gran medida de la ayuda rusa para producir y distribuir pese a las sanciones”.

Ante ello, el conflicto puede afectar a ese aliado y los ingresos externos y el abastecimiento local.

El también economista precisó que la economía es un río rebelde, por lo que es imposible mantener mucho tiempo las diferencias entre incrementos de costos y ajustes salariales.

“Esos ajustes ya son evidentes en el sector privado. Los problemas se concentran en el sector público y es ahí donde se debe ejercer la presión”, destacó.

La producción petrolera y de combustible en Venezuela “ha estado híper estimulada por Rusia” y este conflicto podría desviar el interés de ese país y su disponibilidad de ayuda, afectando el abastecimiento en el país caribeño.

Artículos Relacionados