OPS: Las muertes por Covid-19 en las Américas cayeron por primera vez desde el comienzo de la ola Ómicron

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) señaló que la baja cobertura de vacunación en muchos países del Caribe debe abordarse con urgencia para detener la propagación de la COVID-19 y proteger a los más vulnerables, advirtió la directora de la OPS, Carissa F. Etienne.

Asimismo, indicó que de los 13 países y territorios de las Américas que aún no han alcanzado la meta de la OMS de 2021 de cobertura de vacunación del 40%, 10 están en el Caribe, dijo hoy en una rueda de prensa.

Las dudas sobre las vacunas, la falta de centros de vacunación en áreas remotas, la cantidad insuficiente de personal y la infraestructura limitada de la cadena de frío siguen siendo enormes barreras para la vacunación en muchas islas, pero ahora tenemos las herramientas “para cambiar el rumbo de las vacunas en el Caribe”.

Con 700 millones de personas vacunadas ahora en América Latina y el Caribe, hay “datos reales que demuestran que las vacunas son seguras y efectivas contra el COVID-19”, dijo la directora de la OPS. Pero las intervenciones ahora deben adaptarse a las necesidades de aquellos que siguen siendo vulnerables en cada país.

La Dra. Etienne también hizo un llamado especial: “Como médica del Caribe que ha dedicado su vida a la salud pública, la mejor decisión que puede tomar para su salud en este momento es vacunarse contra el COVID”, dijo.

“La pandemia no ha terminado y en cualquier momento puede surgir una nueva variante”.

“Tenemos el poder como comunidad para superar estas barreras y reducir el número de víctimas de este virus en nuestra gente”.

En cuanto a la situación de COVID-19 en la región, los nuevos casos disminuyeron un 28% con respecto a la semana anterior, a 2,2 millones. Las muertes también cayeron por primera vez desde el comienzo de la ola Omicron a 29,000, una caída del 9%.

En general, los casos se redujeron en un tercio en América del Norte y, aunque las muertes disminuyeron en los Estados Unidos, las tasas se mantienen entre las más altas observadas durante la pandemia.

Con la excepción de Honduras, las muertes también se redujeron en un 17 % en América Central, aunque Nicaragua experimentó un aumento en las nuevas infecciones.

En América del Sur, las muertes se redujeron en un 13 % y se mantuvieron picos en algunas áreas, incluido Chile.

En el Caribe, las nuevas infecciones cayeron un 44 %, pero ocho países y territorios informaron un aumento en las muertes.

Con información de nota de prensa

Artículos Relacionados