Orlando Camacho: No podemos meter a todo el mundo como contribuyente especial en la Ley de Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras

El presidente de Fedeindustria y diputado a la Asamblea Nacional (AN), Orlando Camacho, señaló que la reforma a la Ley de Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF) busca aumentar la capacidad de compra, así como estabilizar el tipo de cambio y bajar la inflación.

Asimismo, indicó en el programa “Dos más Dos”, transmitido por Unión Radio, que también busca que el bolívar no sea solamente para los vueltos, sino que busque también beneficiarios.

“Así como hubo una dolarización transaccional haya una bolivarización transaccional de forma progresiva”, agregó.

La normativa procura, además, que la gente se bancarice, que esa divisa pueda ir a la banca y que la banca pueda pechar cuando se saque la divisa del banco y que también contribuya al sistema de créditos.

Dijo que esta ley se irá actualizando como también se irá actualizando los constribuyentes pasivos, puesto que “no podemos meter a todo el mundo como contribuyente especial”.

Informó que el Ministerio de Finanzas está estudiando el monto mínimo para que se modifique la Unidad Tributaria, que puede estar anclada al petro o a la tasa de mayor valor del Banco Central de Venezuela (BCV).

Cabe recordar que la Asamblea Nacional (AN) aprobó en segunda discusión, durante la sesión ordinaria de este jueves, la reforma a la Ley de Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras.

La iniciativa fue presentada por por la Comisión Permanente de Economía, Finanzas y Desarrollo Nacional y, según los diputados, la finalidad es que las operaciones en divisas paguen un impuesto similar o superior al que cancelan los débitos en bolívares.

Los cambios hechos a la normatima legal procuran “un mayor incentivo y confianza” en el uso de la moneda venezolana, por lo que está abierta la posibilidad de incrementar la alícuota para las transacciones no convencionales con moneda extranjera y criptomonedas.

También, está previsto que los cambios hechos a la ley entren en vigencia dentro de 30 días continuos cuando la normativa sea publicada en la Gaceta Oficial de la nación.

Tras ser aprobada en el Parlamento, la ley será remitida al Ejecutivo Nacional para ser revisada y posteriormente promulgada.

Artículos Relacionados