Conindustria: Desde octubre de 2021 hasta febrero de 2022, los precios en bolívares aumentaron en 41%

El presidente de Conindustria, Luigi Pisella, presentó los resultados de la Encuesta de Coyuntura Industrial IV Trimestre 2021.

En ese sentido, indicó que es necesario recuperar el poder adquisitivo de la gente, así como la capacidad de producción de las industrias venezolanas.

Los empresarios no están en contra de las importaciones, ni están pidiendo protección para las industrias, lo que desean es competir en igualdad de condiciones. “Queremos que se nos trate en iguales condiciones que los extranjeros”, agregó.

La capacidad utilizada promedio por sector: alimentos, bebidas 33%; textil y calzado 17%; químico y farmacéutico 36%; caucho y plástico 31%.

Desde octubre de 2021 hasta febrero de 2022, los precios en bolívares aumentaron en un 41% y desde octubre de 2021 hasta febrero de 2022, la devaluación del tipo de cambio fue de 3%.

En el cuarto trimestre de 2021, la capacidad operativa se situó en 27%, por factores de carácter estacional, lo que se espera se mantenga durante el transcurso del presente año.

Dijo que los cinco factores que afectan la producción nacional son la baja demanda, la comptencia de los productos importados, la falta de financiamiento, los excesivos tributos fiscales y parafiscales, y la escasez de combustible para transporte y otras operaciones.

La encuesta determinó que la industria del turismo se ve afectada porque comer en Venezuela cuesta el doble que en Madrid y pagar un hotel en el país vale el doble que en Colombia.

La gran empresa reportó un crecimiento de 66% durante el periodo octubre-diciembre 2021 al compararla con el último trimestre de 2021, mientras que la mediana empresa reportó un 57% y la pequeña 45%. En promedio, la actividad industrial muestra un incremento de 58%.

La baja eficiencia de la manufactura venezolana que, al compararla con países que como Argentina, Colombia y Brasil, registra el peor desempeño de la región.

La responsabilidad de esta situación tiene que ver, también, con la ausencia de políticas coherentes de apoyo al sector industrial, así como un conjunto de leyes que merman la actividad fabril.

– Remuneración de los trabajadores –

Pisella informó sobre la remuneración mensual promedio, incluyendo los bonos, en la industria privada que los obreros ganan alrededor de US$138, los profesionales y técnicos perciben US$283 y los gerentes obtienen US$539.

Respecto al primer trimestre de 2021, hay un alza de 76% para los obreros, pero sigue siendo un ingreso insuficiente.

Cabe destacar que los sectores químico y farmaceutico, y alimentos, bebidas y tabaco mantienen una capacidad operativa por encima del promedio.

En el IV trimestre de 2021 y, por primera vez en 4 años, el Índice de Confianza Industrial registró un comportamiento positivo, situándose en 8,22%. Sin embargo, Brasil, que es el país con el cual se ha hecho la comparación histórica, obtuvo un puntaje de 56,3, en similar periodo.

En lo referente a la autogeneración de energías eléctricas para poder llevar a cabo sus procesos productivos, el 58% de las empresas consultadas afirmó estar empleando plantas eléctricas a gas, gasoil y gasolina.

Por otra parte, de acuerdo con los datos suministrados por Conindustria, un 50% de la industria está autofinanciando sus procesos productivos, ante la falta de créditos en la banca nacional.

Artículos Relacionados