Presidenta de Consecomercio: Estamos en vía de restablecer la confianza en nuestra moneda, pero no es fácil

La presidenta de Consecomercio, Tiziana Polesel, señaló que el Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF) tiene unas implicaciones técnicas que ha significado un problema para el sector comercio.

Asimismo, indicó en el programa “Primera Página”, transmitido por Globovisión, que los comerciantes no han tenido el tiempo ni los recursos para aplicar la colocación del impuesto en sus sistemas desde la semana pasada.

Sostuvo que no solo los usuarios, sino los comerciantes tienen muchas dudas de cómo se va a aplicar este impuesto.

“¿Qué pasa cuando la factura mixta, cuando la factura es a crédito?”, cuestionó al tiempo que sumó que no todos los comerciantes han podido adaptar el software correspondiente, así como otras máquinas no aceptan el cambio en el sistema, por lo que “hay que invertir en unas nuevas”.

Explicó que ese incremento al consumidor por el cobro del IGTF “puede llegar al 12%”, puesto que viene en cascada.

“Este impuesto afecta indistintamente a la cantidad de la transacción. Los comerciantes no nos negamos a pagar impuestos”, recalcó.

Sin embargo, acotó que no fueron consultados: “cuando un impuesto no se entiende, entramos en el terreno de la irracionalidad”.

– Sigue siendo complicado –

En cuanto al tema del efectivo, Polesel dijo que sigue siendo muy complicado ir a un banco y obtener bolívares, puesto que continúa “restringido al consumidor conseguir la moneda nacional, así como al comerciante”.

Los comerciantes adaptaron sus procesos: “quisiéramos trabajar con una sola moneda, nuestra moneda, pero eso es complicado”.

“Ese camino de restablecer la confianza no es rápido, estamos en vía de restablecer la confianza en nuestra moneda, pero no es fácil”, enfatizó

Artículos Relacionados