Tito López: El Estado tiene que velar por la producción nacional a través de políticas públicas

abril 2, 2022
Tito López - Cifar - Medicamentos
Crédito: Archivo

El pasado mes de marzo, el presidente Nicolás Maduro decretó un aumento del salario mínimo en el sector público de medio petro, pasando de ganar Bs. 7 a Bs. 130 mensual.

Representantes de distintos sindicatos y economistas han dicho que este nuevo sueldo “es insuficiente”, así como han destacado que el sector privado paga mejor a sus trabajadores.

En ese sentido, Tito López, vicepresidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), señaló a Finanzas Digital que las empresas tienen sus reservas para cubrir esta situación, por lo que ya venían cancelando sueldos y salarios entre US$75 y US$136 promedio mensual.

“La industria privada pagaba ya mucho más que eso, a pesar de que es un promedio de 1.700% más el aumento de llevarlo de Bs. 7 a Bs. 130, más Bs. 45 del bono de alimentación, siendo US$40 promedio mensual”, sumó.

Los empresarios venezolano  bajo ningún contexto se niegan a pagar los incrementos salariales, pero hubiese sido mejor “si se tomara decisiones a nivel tripartita” conformado por el empresariado, los sindicatos y representantes del Gobierno.

Sostuvo que se debe trabajar en conjunto para recuperar el salario del venezolano, la calidad de vida y exigirle al Estado políticas públicas que vayan dirigidas al sector productor nacional.

- IGTF: impactará en las personas naturales -

El pasado 28 de marzo, entró en vigencia el cobro del Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF) a las divisas, publicado en Gaceta Oficial en febrero de 2022.

Gremialistas y expertos han señalado que la reforma a esta ley no está clara y existe mucha confusión tanto en los ciudadanos como en los comerciantes del país.

No obstante, López dijo a Finanzas Digital que este impuesto va a impactar a las personas naturales, porque eso va sobre los costos del producto, es decir, “esto es como una bola de nieve que poco a poco va arrastrando el 2% o 3% en algunos casos y cuando vengas a ver, puede ser un acumulado de un 6%, un 9%, un 12%, dependiendo el tipo de producto que se adquiera”.

Destacó que el IGTF puede generar temor en los empresarios venezolanos, dado que se deben hacer políticas públicas dirigidas a incentivar la producción nacional.

“El consumidor paga en dos tipos de monedas: una parte en bolívares y otra en dólares. No está muy claro, aún cuando entró en vigencia, pero en nada facilita las cosas”, resaltó.

Describió que en este momento, el esfuerzo que están haciendo las empresas nacionales “es titánico”, porque no solamente tienen el IGTF, la voracidad fiscal, sino que hay algunos impuestos que están por encima del nacional: “tienes el problema de los servicios públicos: el agua, la luz que se ha magnifica más en el interior del país”.

Cabe acotar que siempre habrá un poco de temor por parte de los empresarios en hacer algún tipo de inversión, así como la falta de confianza, además de factores como la dolarización de facto y la falta de flujo de efectivo.

- Reglas del juego iguales para todos -

El gremialista aseveró a Finanzas Digital sobre el tema de las importaciones que las reglas del juego deben ser iguales para todos, dado que éstas no pagan IVA ni impuestos arancelarios por los productos, mientras que los empresarios nacionales sí deben hacerlo.

No decimos que las importaciones se deban prohibir, estamos abiertos a que se hagan importaciones de productos que no se fabrican en Venezuela o de algunos insumos que son necesarios para la producción”, expresó.

Manifestó que esa situación debe revisarse, “porque tenemos una desventaja de lo que viene siendo el producto importado”.

- Repuntar en la producción -

El también presidente de la Cámara de la Industria Farmacéutica (Cifar) indicó a Finanzas Digital que ese sector “goza de contrato colectivo” y constantemente están revisando las cláusulas que tienen que ver con los salarios.

“Inclusive, hemos dado adelantos de sueldo en base al contrato colectivo, es una industria que paga por encima de los US$170 promedio, una de las que más paga”, comentó.

La industria farmacéutica nacional ha tenido un ligero crecimiento en 2020 y 2021, aunque eso “no quiere decir que sea una industria que está del todo oxigenada”.

Puntualizó que Venezuela tiene una economía liliputiense que tuvo en el cierre del año 2021, después de 6 años de caída del PIB, “una ligera recuperación”.

Enfatizó que la idea de todos los sectores empresariales del país es que se trabaje en conjunto, pero “el Estado tiene que velar por la producción nacional a través de políticas públicas, revisar el encaje legal, y lo más importante para el crecimiento económico es que la industria nacional repunte en su producción”.

Tito López - Cifar - Medicamentos
menu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram