Presidente de la ANM sobre la viruela del mono: En Venezuela se encuentran las pruebas de identificación

Enrique López Loyo, presidente de la Academia Nacional de Medicina (ANM), señaló sobre la viruela del mono que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha hecho una descripción de qué significa, por lo que es una zoonosis viral.

Asimismo, indicó en el programa “El Toque De Diana”, transmitido por La Romántica 88.9 FM, que hay dos cepas diferenciadas. “Hasta el día 20 (de mayo), se había notificado en la región de las Américas. Es una patología cuya transmisión puede producirse por contacto estrecho”.

Sin embargo, no hay evidencia de que el virus tenga una relación directa con transmisión sexual, ésta se da “básicamente por el contacto con las lesiones y el líquido”, así como el período de incubación va hasta los 16 días.

Destacó que se necesita vigilancia y la posibilidad de detección de casos sospechosos: “en primer lugar, una persona que tenga aparición de pápalas que pueden o no presentar producción de líquidos, dolor de cabeza, fiebre, dolores musculares”.

“La vacuna si protege, la convencional para la viruela, puede producir una protección adecuada, sin embargo, recordemos que la vacunación masiva se abandonó en 1980″, sumó.

Dijo que hay unas nuevas vacunaciones y una específica contra el virus que proviene del simio, pero no está debidamente extendido su uso porque era para áreas endémicas. “Está generándose una transmisión comunitaria de forma rápida”, alertó.

Acotó que en Venezuela se encuentran las pruebas de identificación, por lo que “es una buena noticia” para que un caso sea identificado de manera rápida, “pero es una patología de una difusión muy rápida”.

López Loyo explicó que esas lesiones pueden evolucionar, dado que pueden comenzar en el rostro, luego pueden pasar a las plantas de los pies y manos. “Aquí desde el punto de vista de proyección, la tasa de letalidad ha variado mucho en las distintas epidemias”.

Cabe resalta que en principio, no requiere hospitalización, por lo general quienes requieren tienen morbilidades, debilidad inmune que amerita una terapia mayor. No hay tratamiento definido, se basa en medidas generales.

“Hasta ahora aparecen en adultos y están apareciendo reportes que se ha presentado entre contactos con hombres. Por lo general mantener las medidas de control, la vigilancia tiene que mantenerse porque el periodo de incubación es muy largo”, agregó el especialista.

Sostuvo, también, que esto tiene que ver con el contacto físico directo, el contacto sexual es uno, pero también se ve por contagio de ropa de cama y las gotículas. “Es importante no estigmatizar al paciente por su actividad sexual o hábitos de vida”, recomendó.

“No hay protección adicional, el riesgo es idéntico para ambos sexos. En este momento, el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas tiene la provisión de algunas pruebas diagnósticas para que los casos sospechosos puedan ser canalizados”, expresó.

Se debe ir observando los alertas epidemiológicos, así como también verificar la evidencia en cada paciente y grupo cuál es la tendencia.

Artículos Relacionados