Brasil registró una tasa de desempleo de 10,5% para el trimestre móvil febrero-abril de 2022

La tasa de desempleo (10,5%) en Brasil para el trimestre móvil de febrero a abril de 2022 disminuyó 0,7 puntos porcentuales respecto al trimestre de noviembre de 2021 a enero de 2022 (11,2%) y 4,3 puntos porcentuales respecto a igual período del año anterior. Esta es la tasa de desempleo más baja para un trimestre que finaliza en abril desde 2015, cuando fue del 8,1%. La población desocupada (11,3 millones de personas) disminuyó un 5,8% (699 mil personas menos) respecto al trimestre anterior (12,0 millones de personas) y un 25,3% (3,8 millones de personas menos desocupadas) respecto al mismo período del año anterior (15,2 millones de personas menos). un millón de personas).

El número de ocupados se estimó en aproximadamente 96,5 millones, récord en la serie iniciada en 2012, un 1,1% superior al del trimestre anterior (1,1 millones de personas) y un 10,3% (9,0 millones de personas) respecto al mismo período del año anterior . El nivel de empleo (porcentaje de ocupados sobre la población en edad de trabajar), estimado en el 55,8%, aumenta 0,5 puntos porcentuales respecto al trimestre anterior y 4,8 puntos porcentuales respecto al mismo trimestre del año anterior (51,1%).

La tasa de subutilización compuesta (22,5%) disminuyó 1,4 puntos porcentuales frente al trimestre de noviembre de 2021 a enero de 2022 (23,9%) y 7,1 puntos porcentuales frente al trimestre finalizado en abril de 2022 (29,6%). Es la tasa más baja del trimestre desde 2016 (20,1%). La población infrautilizada (26,1 millones de personas) se reduce un 6,0% (1,7 millones menos) respecto al trimestre anterior (27,8 millones) y un 22,5% (7,6 millones menos) respecto al año anterior (33,7 millones).

La población subempleada por insuficiencia de horas trabajadas (6,6 millones de personas) presentó una reducción del 5,3% con relación al trimestre anterior (369 mil personas menos). Con relación al trimestre finalizado en enero de 2022, la disminución fue del 10,0% (730 mil personas menos).

La población fuera de la fuerza de trabajo (64,9 millones de personas) se mantuvo estable frente al trimestre anterior y retrocedió el 5,3% (3,6 millones de personas menos) en la comparación anual.

La población desanimada (4,5 millones de personas) cayó el 6,4% frente al trimestre anterior (303 mil personas menos) y el 24,6% (1,5 millones de personas menos) en la comparación anual. El porcentaje de trabajadores desalentados o desalentados (4,0%) disminuyó 0,3 punto porcentual respecto al trimestre anterior y 1,5 pp respecto al mismo trimestre del año anterior, cuando fue del 5,4%.

El número de empleados con contrato laboral en el sector privado (excluidos los trabajadores domésticos) fue de 35,2 millones de personas, un aumento del 2,0% (690 mil personas) frente al trimestre anterior y del 11,6% (3,7 millones de personas) en la comparación anual.

El número de empleados sin contrato formal en el sector privado (12,5 millones de personas) fue el más alto de la serie. Este contingente se mantuvo estable con relación al trimestre anterior y aumentó el 20,8% (2,2 millones de personas) en el año.

El número de autónomos (25,5 millones de personas) se mantuvo estable respecto al trimestre anterior, pero aumentó un 7,2% (1,7 millones de personas más) en el año.

El número de trabajadores domésticos (5,8 millones de personas) se mantuvo estable respecto al trimestre anterior y aumentó 22,7% (1,0 millón de personas más) en el año.

El número de empleadores (4,1 millones de personas) se mantuvo estable con relación al trimestre anterior y creció el 11,2% (414 mil personas) con relación a igual trimestre del año anterior.

El número de empleados en el sector público (11,5 millones de personas) se mantuvo estable en ambas comparaciones.

La tasa de informalidad fue del 40,1% de la población ocupada, o 38,7 millones de trabajadores informales. En el trimestre anterior la tasa había sido del 40,4% y, en el mismo trimestre del año anterior, del 39,3%.

Fuente: IGBE

Artículos Relacionados