Luis Vicente León: Se necesitan más licencias que inversiones para sumar 200.000 barriles a la producción petrolera del país

El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, señaló que la economía venezolana ha mostrado un mayor nivel de estabilidad cambiaria y de precios, debido a la estrategia de apertura que adoptó el Gobierno en los últimos meses.

Asimismo, indicó que sería un error separarse de esa decisión que ha sido positiva y no cree que lo hagan, más allá de intentos efímeros.

Sostuvo que la estabilización del Tipo de Cambio depende mucho de la confianza que los agentes económicos tengan en la moneda y en la capacidad de maniobra de las autoridades monetarias. “Cualquier intento de reversión sobre la apertura será visto en negativo. Supongo que el Gobierno lo evitará”, sumó.

Lo que está pasando ahora mismo en Venezuela, a su juicio, no tiene mucho parecido con el modelo económico cubano: “no creo que esa sea la vía que persiguen. Pero la sociedad siempre debe luchar y nunca rendirse, porque las libertades siempre están en riesgo”.

El incremento del precio de dólar, probablemente, es una combinación de factores, incluyendo también la reducción en la disposición de divisas en medio de la guerra entre Rusia y Ucrania, “pero ese seguirá siendo un objetivo central del gobierno y dudo que no actúe rápido en mecanismos correctores”.

Comentó, además, que la mayoría de las proyecciones económicas sobre Venezuela “siguen siendo positivas”, aunque la guerra en Ucrania probablemente puede desacelerar en algo las proyecciones originales al afectar la ingeniería financiera del Gobierno en Rusia.

– Crecimiento económico y el petróleo –

El también economista acotó que hay diferencias relevantes en las proyecciones sobre Venezuela en 2022 que van desde 5% hasta 20% de crecimiento, aunque todas positivas.

“La explicación es que la variación puede ser muy grande si se considera expansión petrolera o no. Y esa sigue siendo una gran incertidumbre”, resaltó a través de su cuenta en la red social Twitter.

Aseguró que todos los intentos de incrementar la participación privada en actividades hasta hoy controladas por el Estado deben ser considerados positivos. “Sin embargo, es aún temprano para saber cómo se implementará la estrategia y su factibilidad de éxito. No es un proceso simple”.

Lamentablemente, dijo, hay diferencias gigantes entre regiones y estratos socios económicos en el país, dado que hay grupos que en efecto han mejorado sustancialmente su capacidad de compra, pero otros grupos y zonas de la nación siguen en grave situación de crisis. “No se puede analizar homogéneamente”.

Afirmó que para incrementar alrededor de 200.000 barriles de petróleo diarios más, se necesitan más licencias que inversiones. “Para recuperar volúmenes históricos de producción se necesita estabilidad, apertura y muchísimo dinero, que solo vendría si se recupera la confianza”.

Igualmente, quizás a los inversionistas les costará mucho más invertir en las empresas que no han recibido financiamiento y con pérdidas severas. Pero en cambio, “las posibilidades de las empresas mixtas petroleras deben ser evaluadas con mucho mayor interés”.

Venezuela sigue exportando petrolero solo que a mercados en los que logra evadir las sanciones. Y esos recursos llegan al país a través de mecanismos de ingeniería financiera vinculados a los mercados alternativos que pagan en efectivo. Esa es la principal fuente aún hoy”, explicó.

Cabe acotar que Venezuela es la mina de petroleo más grande de occidente y es un error imperdonable que no sea una base fundamental de suministro petrolero para su hemisferio y se permita una desoccidentalización muy peligrosa para el futuro.

Artículos Relacionados