OCDE: Impuestos laborales se están recuperando a medida que la economía global se restablece

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE) señaló que las tasas impositivas efectivas sobre el trabajo se recuperaron en 2021 a medida que la economía global se recuperó y muchos países comenzaron a retirar o reducir las medidas implementadas en respuesta a la pandemia de COVID-19.

Según un reciente informe de la OCDE llamado Taxing Wages 2022 muestra que el aumento de los ingresos de los hogares en 2021, junto con la reversión de muchas políticas fiscales y de beneficios vinculadas a la pandemia, impulsaron aumentos en los impuestos efectivos sobre los salarios en toda la OCDE. Esto marca un cambio con respecto a 2020, cuando la pandemia provocó reducciones significativas en la cuña fiscal laboral, definida como los impuestos totales sobre el trabajo pagados tanto por los empleados como por los empleadores, menos los beneficios familiares, como un porcentaje del costo laboral para el empleador.

El informe apunta a un aumento de la cuña fiscal en la mayoría de los países de la OCDE durante 2021, ya que muchos países retiraron o redujeron las medidas introducidas para apoyar a los hogares durante la pandemia. A pesar de estos aumentos, la cuña fiscal promedio en la OCDE disminuyó levemente, ya que se observaron disminuciones relativamente grandes en la cuña fiscal en un pequeño número de países donde se introdujeron nuevas medidas de apoyo de COVID-19 en 2021.

En la mayoría de los países, los aumentos de la cuña fiscal en 2021 han compensado con creces las fuertes caídas registradas en 2020 para varios tipos de hogares, y han visto cómo la cuña fiscal se recupera a niveles más altos que en 2019 antes de la pandemia. Para una pareja con un solo ingreso que gana el 100 % del salario promedio con dos hijos y para un hogar monoparental que gana el 67 % del salario promedio con dos hijos, la cuña fiscal fue mayor en 2021 que en 2019 en 21 países.

La cuña fiscal promedio para la pareja de un solo ingreso sobre el 100 % del salario promedio con dos hijos disminuyó en 1,2 puntos porcentuales durante el período 2019-21, mientras que la del padre soltero sobre el 67 % del salario promedio con dos hijos disminuyó en 1 punto porcentual. Ambas caídas fueron mayores que la caída del trabajador soltero sin hijos, para quien la cuña fiscal cayó 0,3 puntos porcentuales hasta el 34,6%.

Entre 2020 y 2021, la cuña fiscal para el trabajador soltero aumentó en 24 de los 38 países de la OCDE, cayó en 12 y permaneció igual en dos. Los aumentos superaron un punto porcentual en Israel, Estados Unidos y Finlandia, mientras que las disminuciones superaron un punto porcentual en Australia, Letonia, Grecia y la República Checa. En casi todos los países donde aumentó la cuña fiscal para este tipo de hogar, el aumento fue impulsado por un impuesto sobre la renta personal más alto, ya que los salarios promedio más altos interactuaron con la progresividad de los sistemas fiscales.

La brecha entre la cuña fiscal promedio de la OCDE para el trabajador soltero y la pareja de un solo ingreso con hijos se amplió en 0,36 puntos porcentuales entre 2020 y 2021 a 10,2 puntos porcentuales.

Con información de Nota de prensa

Artículos Relacionados