OIM: En 2021 se registró un récord de 59,1 millones de personas desplazadas dentro de sus países de origen

Este jueves la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) señaló que en 2021 se registró una cifra record de 59,1 millones de personas fueron desplazadas dentro de sus países de prigen.

Se trata de 4 millones de personas más que viven en situación de desplazamiento a finales de 2021, en comparación con el mismo período de 2020.

El estudio señala que en el año 2021 hubo 23,7 millones de desplazamientos internos, principalmente en la región de Asia-Pacífico, que derivaron de eventos relacionados como el clima tales como inundaciones, tormentas y ciclones. Con los impactos del cambio climático que se esperan en el futuro y sin una acción climática ambiciosa, es probable que estas cifras sigan aumentando en los próximos años.

Los conflictos y la violencia han disparado 14,4 millones de desplazamientos internos en 2021, un aumento de casi el 50% en comparación con el año anterior. La mayor parte de los desplazamientos internos tuvieron lugar en África, sobre todo en Etiopía y en la República Democrática del Congo, en tanto que la violencia en Afganistán y en Myanmar también desplazó a una gran cantidad de personas, algo que no tenía antecedentes.

América

En el continente americano, los desastres generaron 1,7 millones de desplazamientos. Más de la mitad de ellos se debieron a tormentas e inundaciones, aunque también respondieron a incendios forestales y peligros geofísicos.

Con respecto a los desencadenados por los conflictos y la violencia, el informe da cuenta de 381.000 desplazamientos, sobre todo en Colombia y América Central.

Brasil, Colombia y Haití, en ese orden, fueron los países de América Latina con mayores desplazamientos de población.

El estudio aclara que los números recopilados podrían ser imprecisos ya que muchos países del continente no tienen un sistema eficiente de compilación de datos.

Pese a estas falencias, la OIM se refirió al informe como una herramienta valiosa para los trabajadores humanitarios y los gobiernos, sobre todo cuando se trata de asistir a las comunidades afectadas por desastres y otras crisis.

“Para garantizar que la asistencia humanitaria y los servicios esenciales lleguen a las personas donde más se necesiten es de crucial importancia comprender, gestionar y adaptarse a las tendencias de la movilidad humana”, afirmó la Organización.

Con información de nota de prensa

Artículos Relacionados