BCE: El euro es la segunda moneda más usada después del dólar

Euro

Según un último informe realizado por el Banco Central Europeo (BCE), la moneda del euro es la segunda moneda más usada después del dólar.

Esto, de acuerdo al BCE, se basa en que el atractivo mundial del euro está vinculado a una Unión Económica y Monetaria más fuerte.

Una de las principales conclusiones de la revisión anual de El papel Internacional del Euro fue que esta moneda se mantuvo estable en 2021, con su participación en varios indicadores del uso de la moneda internacional en un promedio de alrededor del 19 %.

“Después de la pandemia, la zona del euro ha experimentado una de las recuperaciones más pronunciadas de su historia, gracias también al amplio apoyo de la política fiscal y monetaria. Ahora nos enfrentamos a una inflación mundial en aumento impulsada por mayores costos de energía, cuellos de botella en el suministro y la normalización de la demanda a medida que se reabren las economías. En general, sin embargo, estos desarrollos no se han traducido en un cambio significativo en el papel internacional del euro”, dijo la presidenta del BCE, Christine Lagarde.

La participación del euro en las reservas mundiales de divisas aumentó en 0,5 puntos porcentuales hasta el 20,6 % en 2021, y la participación del euro en la emisión internacional de bonos aumentó casi 3 puntos porcentuales hasta el 24,6 %. Los préstamos internacionales pendientes y los depósitos internacionales pendientes también aumentaron notablemente. Sin embargo, la participación del euro en los pagos de divisas disminuyó. La participación del euro en el saldo vivo de títulos de deuda internacionales, así como en la facturación de importaciones y exportaciones fuera del euro, se mantuvo prácticamente estable.

Según reseñó el BCE, el papel internacional del euro se verá respaldado principalmente por una Unión Económica y Monetaria más profunda y completa, incluida la promoción de la unión de los mercados de capitales, en el contexto de la aplicación de políticas económicas sólidas. El Eurosistema apoya estas políticas y enfatiza la necesidad de mayores esfuerzos para completar la Unión Económica y Monetaria.

Artículos Relacionados