CEPAL pide fortalecer los ingresos públicos para ampliar el espacio fiscal

Cepal-logo

Este lunes comenzó en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en Santiago, Chile, el XXXIV Seminario Regional de Política Fiscal en el cual pidieron que se fortalezcan los ingresos públicos para ampliar el espacio fiscal y dar sostenibilidad al gasto.

En este encuentro, los participantes abordan los desafíos de la política fiscal para una recuperación sostenible e inclusiva, en un contexto macroeconómico complejo y caracterizado por menor crecimiento y una inflación en alza. Además, analizan opciones para fortalecer la recaudación tributaria y de la progresividad de la estructura tributaria, el papel del gasto público como un instrumento del desarrollo y el futuro de las reglas fiscales en la región a la luz de la experiencia de la pandemia que se inició en 2020.

“Dos o tres años atrás debatíamos en medio de una coyuntura que, pese al bajo crecimiento de nuestras economías, planteaba una situación macroeconómica estable. Hoy, la política fiscal juega un papel determinante”, indicó Mario Cimoli, Secretario Ejecutivo Interino de la CEPAL.

La CEPAL dio a conocer el Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2022, informe anual en que el organismo regional de las Naciones Unidas insta a un diseño de la política fiscal en que se fortalezca la recaudación y la progresividad de la estructura tributaria y se oriente estratégicamente el gasto público para convertirlo en instrumento de desarrollo, con el fin de impulsar un desarrollo sostenible e inclusivo.

En este informe, el Panorama Fiscal analiza el comportamiento de la política fiscal de los países de la región durante 2021, año en que el fuerte aumento de los ingresos fiscales y la ralentización de gasto público derivaron en la reducción de los déficits fiscales. Por su parte, la deuda pública bruta se contrajo de forma moderada para ubicarse en 53,7% del PIB en América Latina y en 89,1% del PIB en el Caribe al cierre del año, manteniéndose elevada en comparación con los niveles observados durante los 20 años previos a la pandemia.

En el documento se detallan las tendencias tributarias en la región en 2020, cuando la presión tributaria cayó 0,8 puntos porcentuales del PIB para alcanzar 21,9% del PIB en promedio, en medio de la pandemia de COVID-19. La recaudación tributaria, relativa al producto, cayó en 20 de los 26 países cubiertos en el informe durante el año. El desempeño de los ingresos tributarios en la región contrastó marcadamente con el de los países de la OCDE, donde la presión tributaria aumentó levemente, 0,1 puntos porcentuales del PIB, para alcanzar un promedio de 33,5% del PIB.

Ver informe completo

Artículos Relacionados