Fedeagro: “Estamos sembrando prácticamente la tercera parte de nuestra capacidad instalada”

Siembra-www.finanzasdigital.com

El agrónomo y directivo de Fedeagro, Ramón Elías Bolotín, señaló que la intención de siembra para este año en Turén se ubica entre unas 230 a 250 mil hectáreas, es decir, de un 10% a 20% más que el año pasado.

“Todo esto se ha hecho con el esfuerzo del sector privado. En un ambiente donde el financiamiento ha sido escaso, por no decir prácticamente nulo. Venezuela llegó a sembrar 670 mil hectáreas de maíz, estamos sembrando prácticamente la tercera parte de nuestra capacidad instalada de siembra”.

En cuanto al problema con el combustible, Elías Bolotín indicó que persiste y sigue afectando a la producción, por lo que estiman que necesitan alrededor de 100 litros de gasoil por hectárea de maíz desde la siembra hasta la cosecha.

Por ejemplo, mencionó que para el estado Portuguesa, que siembra alrededor de 100 mil hectáreas, necesitarían una cantidad equivalente a 10 millones de litros de gasoil solamente para atender la siembra de maíz.

“El combustible es vital en la agricultura de cereales de maíz que estamos haciendo y donde precisamente en estos momentos de siembra y atención al cultivo es cuando más necesidades tenemos”

En entrevista concedida a Fedecámaras Radio, el experto comentó que con respecto a las maquinarias, se necesita renovar la maquinaria ya que se encuentran tractores de unos 20 a 30 años de vejez intentando sembrar en el campo venezolano.

“Venezuela merece por cuestiones de soberanía agroalimentaria producir sus alimentos (…) nosotros estamos importando ahora aproximadamente el 60% de lo que consumimos. Hay las condiciones, el terreno, los recursos naturales y el material humano para que Venezuela sea autosuficiente en su alimentación”

Los agricultores exigen que se normalice la macroeconomía y que haya un financiamiento bancario para que puedan acceder a créditos bancarios no solamente para renovar maquinaria sino también para financiar la siembra de su cultivo. En segundo lugar, la protección de los aranceles para la producción interna.

“Los agricultores no estamos pidiendo subsidio, no estamos pidiendo regalos, estamos pidiendo tan sincero que se den las condiciones financieras macroeconómicas propicias para que podamos comprar maquinaria con un financiamiento justo y renovar nuestro parque de maquinaria y así poder atender nuestra siembra”.

Artículos Relacionados