La inflación en Brasil fue de 0,47% en mayo de 2022

El Índice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) de Brasil en mayo se ubicó en 0,47%, 0,59 puntos porcentuales (pp) por debajo de la tasa de 1,06% de abril. En el año, el IPCA acumula alza del 4,78% y, en los últimos 12 meses, del 11,73%, por debajo del 12,13% observado en los 12 meses inmediatamente anteriores. En mayo de 2021, la variación había sido de 0,83%.

Ocho de los nueve grupos de productos y servicios encuestados subieron en mayo. La mayor variación vino del grupo Vestuario, con un aumento del 2,11% y una aportación de 0,09 pp. La mayor incidencia (0,30 pp) vino de Transporte (1,34%), que se desaceleró con relación al mes anterior (1,91%). Alimentos y bebidas también se desaceleraron, registrando 0,48% en mayo, frente a un máximo de 2,06% en abril. El único grupo que presentó una caída fue Vivienda (-1,70%), contribuyendo con una incidencia de -0,26 pp en el índice del mes. Los demás grupos estaban entre el 0,04% para Educación y el 1,01% para Salud y Cuidado Personal.

El resultado del grupo Vestuario (2,11%) fue influenciado principalmente por el aumento en los precios de vestuario masculino (2,65%), vestuario femenino (2,18%) y vestuario infantil (2,14%). El ítem calzados y accesorios (2,06%) también registró variación superior al 2% en mayo. La excepción en el grupo fueron las joyas, cuyos precios retrocedieron un 0,34%.

En el grupo Transporte (1,34%), la mayor contribución vino de los pasajes aéreos (18,33%), que ya habían aumentado en abril (9,48%). Fue la mayor incidencia individual en el índice en el mes (0,08 pp), junto a los productos farmacéuticos (2,51%), que integran el grupo Salud y cuidado personal (1,01%). Combustibles ( 1,00%) se desaceleró con relación al mes anterior (3,20%), debido a la gasolina, que pasó del 2,48% en abril para el 0,92% en mayo. También cayó el precio del etanol (-0,43%), que en abril había subido un 8,44%.

Todavía en Transporte, se destacan las variaciones positivas en los subítems autobús urbano (0,06%) y taxi (0,72%). El primero es consecuencia del reajuste de 12,5% en el precio de los pasajes en Aracaju (5,75%), vigente desde el 15 de mayo. El segundo proviene de los reajustes del 41,51% en las tarifas en São Paulo (1,99%), vigentes desde el 2 de abril, y del 14,10% en Fortaleza (5,20%), aplicados desde el 12 de abril.

También hubo reajustes en ómnibus interurbanos (1,19%) en tres regiones: Belo Horizonte (6,88%): reajustes de hasta 17% en pasajes, desde el 16 de mayo; Aracaju (6,25%): reajustes de hasta 12,5% en boletos, desde el 15 de mayo; Porto Alegre (5,39%): reajuste del 7,33% en los billetes, desde el 14 de abril.

La desaceleración del grupo Alimentos y bebidas (0,48%) se debe a la comida a domicilio, que pasó del 2,59% en abril al 0,43% en mayo. Hubo caída en los precios de algunos rubros que habían presionado el índice en el mes anterior, como tomates (-23,72%) y papas (-3,94%). También hubo descenso en el precio de la zanahoria (-24,07%), aunque la variación acumulada de este alimento en 12 meses sigue siendo del 116,37%. La mayor incidencia positiva dentro del grupo (0,04 pp) vino de la leche de larga duración (4,65%), que ya acumula el 28,03% de variación en el año. También vale la pena mencionar la suba de 21,36% en el precio de la cebolla, la mayor variación positiva del IPCA en el mes de mayo.

El resultado de comer fuera de casa (0,61%) estuvo muy próximo al de abril (0,62%). Los snacks pasaron del 0,98 % al 1,08 % y las comidas del 0,42 % al 0,41 %.

La caída del grupo Vivienda (-1,70%) se debe principalmente a la electricidad (-7,95%), que cae por segundo mes consecutivo. El 16 de abril, cesó el recargo de R$ 14,20 por cada 100 kWh consumidos, en el contexto de la bandera Escasez de Agua. Desde entonces, la bandera verde está en vigor, sin cargo adicional en la factura de la luz. As variações de energia elétrica nas áreas foram desde -13,49% em Brasília (onde houve redução de PIS/COFINS) até 6,97% em Fortaleza, por conta do reajuste de 24,23% nas tarifas residenciais, a partir de 22 de abril.

También se registraron reajustes tarifarios en las facturas eléctricas de las siguientes regiones: Recife (3,27%): reajuste del 18,77%, vigente desde el 29 de abril; Salvador (2,56%): reajuste del 20,97%, vigente desde el 22 de abril; Aracaju (0,79%): reajuste de 16,81%, al 22 de abril; y Campo Grande (-1,63%): reajuste del 17,14%, al 16 de abril.

Todavía en Vivienda, hubo un descenso en los precios del gas envasado (-1,02%), tras el alza del 3,32% de abril. En el lado alto, la variación positiva de la tarifa de agua y alcantarillado (2,73%) refleja los reajustes de 12,89% en São Paulo (8,29%), vigentes desde el 10 de mayo, y de 4,99% en Curitiba (1,97%), desde 17 de mayo. El alza del gas canalizado (2,23%) se debió a dos reajustes: 5,95% en Río de Janeiro (con variación en el índice de 5,74%), el 1 de mayo; y el 9,16%, en Curitiba (variación del 3,27%), el 18 de mayo.

En el grupo Salud y cuidado personal (1,01%), el resultado estuvo influenciado por el alza de productos farmacéuticos (2,51%), mayor incidencia positiva individual en el índice de mayo (0,08 pp) junto a los pasajes aéreos, como ya se mencionó. Los planes de salud, por su parte, siguen cayendo (-0,69%). El reajuste del 15,5% aprobado por la Agencia Nacional de Salud Suplementaria (ANS) el 26 de mayo se incorporará a partir del IPCA-15 de junio, siguiendo la metodología utilizada en años anteriores.

Sólo Vitória (-0,08%) tuvo variación negativa en mayo, principalmente por caídas en los precios de la energía eléctrica (-10,48%) y del tomate (-39,93%). El mayor aumento fue en Fortaleza (1,41%), impulsado por electricidad (6,97%) y gasolina (2,19%).

Ver informe

Fuente: IGBE

Artículos Relacionados