Economista José Manuel Puente: Ni siquiera los choques petroleros pueden salvar a la economía venezolana

El economista y profesor universitario, José Manuel Puente, señaló que el Banco Central de Venezuela (BCV) no publica data macroeconómica desde el año 2020, período de recesión para el país.

Asimismo, indicó que “hay un problema de transparencia” en términos del manejo macroeconómico y fiscal de Venezuela.

Cabe acotar que Venezuela ocupó el último lugar en el Índice Mundial de Transparencia Presupuestaria, al tener cero puntos en el ranking, estando junto a naciones como Comoros, Guinea Ecuatorial y Yemen.

Dijo que el nivel de transparencia y generación de data para el escrutinio público es mínima y “la revolución llevó a la quiebra al Estado venezolano”.

Igualmente, las finanzas públicas están colapsadas y “no es viable los subsidios que mantenía el Gobierno a la electricidad, al agua, a Cantv”, por eso está poniendo en venta parte de las acciones de esta empresa.

Manifestó que en el caso del combustible, “es insostenible para el Estado seguir regalando la gasolina” y el problema es que “hace un ajuste draconiano” al llevar el hidrocarburo a medio dólar por litro.

“El ajuste está siendo muy duro, sobre todo para los venezolanos más humildes”, sumó al tiempo que resaltó que un camión que carga 150 litros, deberá pagar US$75 por el combustible, mientras que un transportista no podrá cubrir ese costo.

Sostuvo que este tipo de ajustes después de tantos años de rezago en los precios “tiene que ser instrumentado poco a poco, generando subsidios a las familias más humildes, al transporte público y de carga, y no puede ser un aumento generalizado”.

No obstante, no sabe que está percibiendo una parte del país, pero una cosa es la percepción y otra la realidad. “La realidad es muy cruda. El país perdió el 75% de su Producto Interno Bruto (PIB) en los últimos 7 años y los niveles de pobreza llegaron al 94,5%”, expresó en el programa “En Conexión”, conducido por el periodista César Miguel Rondón.

Puente afirmó que la nación caribeña está produciendo un cuarto del petróleo que producía en 1998, por lo que va a recibir un cuarto de ese ingreso total por la venta del crudo. “Ni siquiera los choques petroleros pueden salvar a la economía venezolana”, añadió.

Artículos Relacionados