José Toro Hardy: Si Eni y Repsol empiezan a operar en el país, podrían cobrar la deuda que tiene el Gobierno venezolano con ellas

El economista y experto en temas petroleros, José Toro Hardy, señaló que el otorgamiento de la licencia por parte de Estados Unidos a las empresas petroleras europeas es un gesto de buena voluntad, porque los incrementos de producción petrolera venezolana son en cantidades limitadas.

Asimismo, indicó en el programa “Shirley Radio”, transmitido por el Circuito Onda La Superestación, que aún no se confirma que las empresas europeas puedan comenzar a operar en el país.

Sin embargo, acotó que de ser así, esto ayudaría a las empresas Eni y Repsol a cobrarse las deudas que tiene el Gobierno de Venezuela.

Sostuvo que Venezuela necesita inversiones importantes para poder aumentar sustancialmente su producción de petróleo y esto es un gesto simbólico, así como un recuerdo al Gobierno de que “existe la posibilidad de que si asisten a las negociaciones se podrán llegar a otros acuerdos”.

Cabe destacar que Repsol está dedicada a la extracción de gas en la Penínusla de Paraguaná, así como las compañías española e italiana tiene participación en algunas empresas mixtas.

A su juicio, hay que se optimistas, puesto que todos los venezolanos quieren es que el país pueda mejorar y que a través de las conversaciones en México puedan restablecer las condiciones políticas del país.

Manifestó que Europa “está muy necesitada de petróleo” y cree que lo que Venezuela podría aumentar de manera rápida, en el transcurso de un años, son 450.000 barriles de petróleo diarios y “eso es el resultado de una gran cantidad de pozos petroleros que han sido desvalijados”.

Para lograr ese nivel de producción, la nación tendría que invertir US$25.000 millones anuales durante 8 años consecutivos.

El especialista afirmó que hay grandes cantidades de crudo en el subsuelo y el potencial “está allí”, ya que el mundo lo está necesitando.

“Si se llegan a acuerdo que conduzcan a la flexibilización de las sanciones y empieza un flujo de inversiones, resultado de que se den garantías, puede venir un flujo de inversiones importantes”, consideró.

Expresó, también, que lo que ha traído la invasión de Rusia a Ucrania es la convicción de que el mundo todavía va a necesitar el petróleo por mucho tiempo y eso es “lo que nosotros tenemos: petróleo y una ubicación geográfica ideal”.

Artículos Relacionados