ASOQUIM: Las empresas nacionales han tenido que recurrir a recursos propios para mantenerse operativas

Farmacia
 

El presidente de ASOQUIM, Guillermo Wallis explicó que en los últimos años las empresas nacionales han tenido que recurrir a recursos propios para mantenerse operativas puesto que no hay crédito bancario en el país. Esto se ha convertido en una traba, no sólo para aumentar la producción sino también para invertir en nuevas líneas de productos o en la contratación de más personal.

Entre los principales problemas que están impidiendo la recuperación del sector químico nacional destaca la falta de financiamiento, la voracidad fiscal y las dificultades para transferir pagos al exterior. Así lo refleja la Encuesta de Coyuntura correspondiente al segundo trimestre del año realizada por la Asociación Venezolana de la Industria Química y Petroquímica (ASOQUIM).

En ese sentido Guillermo Wallis, presidente de ASOQUIM, señaló que ante la falta de crédito las empresas han tenido que recurrir en los últimos años a recursos propios para poder tener el capital de trabajo suficiente para poder mantener la producción. Eso se traduce en recursos para adquisición de materias primas, mantener el inventario y pago de la nómina, entre otras cosas.

Cuando se pregunta cuáles son los principales obstáculos para la producción, los encuestados señalaron a la baja demanda nacional, la falta de financiamiento, la competencia de productos importados sin pago de arancel e IVA, los excesivos tributos fiscales y parafiscales y difícil acceso a las materias primas nacionales. Los comerciantes coinciden en  los primeros cuatro, y el quinto –para ellos- es la dificultad para transferir pagos al exterior.

El máximo representante del sector químico venezolano considera que es urgente que el gobierno nacional analice esta situación y tome los correctivos necesarios para que las empresas puedan tener acceso al crédito bancario y  se permita movilizar las divisas que están en cuentas custodia. Igualmente es importante que se revise el impacto que el Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF) está teniendo sobre la productividad y sobre el consumidor.

La falta de acceso a recursos financieros ha generado que la capacidad utilizada de las empresas manufactureras se mantenga en los mismos niveles que el  trimestre anterior. 33% de la muestra asegura que sólo utiliza entre el 0 y el 20% de su capacidad instalada y 44% está entre 21% y 40%. Es decir, casi 80% apenas usa entre el 0% y el 40% de su capacidad,

A pesar de esta problemática, las empresas del sector químico se muestran optimistas de cara al corto plazo. De hecho, 91,7% de los encuestados cree que sus ventas aumentarán al cierre del año y 70,4 % piensa que sus volúmenes de producción crecerán en el tercer trimestre.

Wallis hizo énfasis en que la recuperación real, no sólo del sector que representa, sino también de la industria en general pasa por la derogación del decreto que abrió la importación de bienes terminados con privilegios arancelarios que no recibe el empresario nacional y tome medidas para dar opciones de financiamiento para el capital del trabajo de las empresas. Si el gobierno espera que la economía venezolana presente mejores indicadores en el corto plazo, es imprescindible que las autoridades tomen en cuenta los planteamientos y solicitudes del empresariado que se mantiene firme produciendo, trabajando y generando bienestar para sus trabajadores.

Nota de prensa

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Le informamos que los datos de carácter personal que proporcione en este formulario, serán tratados por FinanzasDigital.com como responsable de este sitio WEB. Estos datos son recolectados y tratados para la gestión de los comentarios que realices en este blog.

Legitimación: Si no lo introduce los datos personales que aparecen como obligatorios, no podrá realizar ningún comentario. Sus datos serán almacenados en los servidores de Network Solutions.

Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected] así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.