La OMS decidió mantener la pandemia de COVID-19 como una emergencia internacional

OMS-logo
 

La Organización Mundial de la Salud informó este martes que ha decidido mantener la pandemia de COVID-19 como una emergencia internacional.

El Comité de Emergencia reconoció que, en general, el aumento en el número de casos ya no va a acompañado de incrementos en las muertes y presión en los sistemas sanitarios gracias a una mayor inmunidad de la población.

Sin embargo, acordó unánimemente que la pandemia sigue cumpliendo los criterios de un acontecimiento extraordinario y que “la aparición y la propagación internacional de nuevas variantes del SARS-CoV-2 pueden presentar un impacto sanitario aún mayor”.

“Las nuevas olas del virus demuestran que el COVID-19 está lejos de terminar. A medida que el virus empuja, tenemos que contratacar”, dijo el director de la Organización Mundial de la Salud en rueda de prensa.

En ese sentido, reportaron que los casos notificados a la OMS han aumentado un 30% en los últimos quince días.

La agencia sanitaria declaró por primera vez el nivel más alto de alerta para el COVID-19, conocido como Emergencia de Salud Pública de Preocupación Internacional, el 30 de enero de 2020.

De acuerdo a lo reseñado por la Agencia de Noticias ONU, el Comité se reunirá para evaluar si la viruela del mono constituye una emergencia, después de que el pasado 25 de junio decidieran no declarar la alerta.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Le informamos que los datos de carácter personal que proporcione en este formulario, serán tratados por FinanzasDigital.com como responsable de este sitio WEB. Estos datos son recolectados y tratados para la gestión de los comentarios que realices en este blog.

Legitimación: Si no lo introduce los datos personales que aparecen como obligatorios, no podrá realizar ningún comentario. Sus datos serán almacenados en los servidores de Network Solutions.

Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected] así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.