Cámara de Comercio, Industria y Producción de Cumaná se solidariza con el ciudadano y comerciante

Billetes-Bolivare-Soberanos

La Cámara de Comercio, Industria y Producción de Cumaná expresó su solidaridad con los ciudadanos y comerciantes “en estos momentos que no existe estabilidad económica”.

El presidente, Miguel Andres Pazos, explicó que esto que ocurre en nuestra economía además de destruir rápidamente el poder de compra del bolívar, “altera cualquier planificación presupuestaria y previsión pueda tener acerca de sus actividades y qué hacer con su dinero (tanto en bolívares como en dólares)”.

A través de twitter, Pazos señaló que esta incertidumbre acerca de lo que va a pasar hoy, mañana y en los próximos días con el tipo de cambio es terrible para todos: fabricantes, comerciantes y consumidores.

Añadió que no es culpa de las páginas que publican las tasas, ni de los bancos, ni de los empresarios, ni de los empleados públicos.

Por su parte, el economista César R. Yegres G, explicó que la única forma rápida de parar esa incertidumbre es que el Banco Central de Venezuela (BCV) le venda a los bancos suficientes dólares.

“El Gobierno no puede dejar de pagarle a sus proveedores ni a sus empleados, eso es absurdo. Si ya de por sí, el sector público cumple mal muchas de sus funciones, imagínense si deja de pagar”, dijo.

“Esa incertidumbre es terrible para todo el mundo”, concluyó Yegres.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Le informamos que los datos de carácter personal que proporcione en este formulario, serán tratados por FinanzasDigital.com como responsable de este sitio WEB. Estos datos son recolectados y tratados para la gestión de los comentarios que realices en este blog.

Legitimación: Si no lo introduce los datos personales que aparecen como obligatorios, no podrá realizar ningún comentario. Sus datos serán almacenados en los servidores de Network Solutions.

Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected] así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.