Significado e impacto del aumento de la tasa de interés

José Grasso Vecchio

José Grasso Vecchio.- La Reserva Federal (FED) en su reunión del 2 de noviembre acordó un incremento de la tasa de interés de 0,75%, el cuarto en forma consecutiva, con lo cual la tasa de interés de política monetaria se ubica en el rango de 3,75% y 4% y se espera que los aumentos de las tasas que van a continuar estén en el orden de 0,5%

La principal y más importante interpretación de la tasa de interés es aquella que la asocia con el costo del financiamiento y la remuneración al ahorro, es decir al sacrificio que se hace al dejar de consumir hoy para hacerlo después. Los bancos centrales usan la tasa de interés como un instrumento de política monetaria para ajustar la economía. Así, cuando la economía está en recesión lo procedente es que el banco central inyecte liquidez y baje la tasa de interés para con ello abaratar el crédito y estimular la economía.

Contrariamente, si la economía está recalentada lo indicado es aliviar las tensiones inflacionarias mitigando la presión sobre la demanda lo que exige encarecer el crédito para de esa forma reducir la presión sobre los precios.

Después de los episodios de alta inflación de los años setenta y ochenta del siglo XX, los bancos centrales de los países desarrollados  se enfocaron en el objetivo de abatir la inflación y lo lograron. En América Latina ello sucedió principalmente durante la década de los noventa.

El problema se presenta cuando la economía enfrenta el dilema de inflación alta y recesión, que es lo que ocurre principalmente en Europa y en algunas economías de América Latina, donde las medidas convencionales no parecen funcionar satisfactoriamente. De lo que sí no  cabe duda es que la gran mayoría de los bancos centrales están abocados a disminuir la inflación y para ello están recurriendo a las alzas de las tasas de interés, siendo el caso más relevante el de Estados Unidos.

Con este nuevo aumento del costo del financiamiento, la FED está actuando tal como dijo que haría,  en el sentido de darle prioridad a la lucha contra inflación sobre el nivel de actividad económica y el empleo para de esa manera procurar que la inflación vaya convergiendo gradualmente hacia la meta de 2% anual en 2023.

Sin embargo, conviene mencionar que la política monetaria contractiva que viene aplicando la FED desde junio de 2022 todavía no ha tenido el efecto esperado sobre el gasto agregado de la economía, porque tras las contracciones del PIB de 0,6% y 1,5% durante el primer y segundo trimestre de 2022, respectivamente, en el tercer trimestre el PIB rebotó hasta 2,6% en tanto que la tasa de desempleo se mantiene en niveles históricamente bajos de 3,6% y la creación de empleos sigue elevada, todo lo cual habla de una economía real que sigue mostrando un ritmo expansivo.

Por tanto, contradictoriamente,  mientras mayor fortaleza observe la FED en el mercado laboral mayores serán los incentivos para subir la tasa de interés. Toda esta situación ha evidenciado la resiliencia de la encomia de Estados Unidos ante un contexto adverso.

Entre los efectos de esas acciones de política monetaria anteriormente comentadas están y seguirán estando la fortaleza del dólar frente a otras monedas aunque a un menor nivel porque el alza de las tasas se está generalizando, salvo contadas excepciones. Igualmente, y tal vez lo más preocupante para los países en desarrollo, es que, por una parte las economías con un elevado endeudamiento externo verán debilitada su posición fiscal como son los casos de Brasil, Bolivia, Argentina y en menor medida Colombia y, por la otra, el acceso a los mercados voluntarios de deuda se está cerrando.

Finalmente, las salidas de capital en  los países de América Latina y otras regiones son considerables. Al buscar refugio en el dólar se torna mucho más difícil salir  de la recesión y generar empleos y por esa razón es que algunos expertos han sugerido la necesidad de un cierta coordinación macroeconómica global para que los países no sufran como lo hicieron en la década perdida de los años ochenta, cuando no pudieron soportar el peso del endeudamiento externo.

@josegrasso

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Le informamos que los datos de carácter personal que proporcione en este formulario, serán tratados por FinanzasDigital.com como responsable de este sitio WEB. Estos datos son recolectados y tratados para la gestión de los comentarios que realices en este blog.

Legitimación: Si no lo introduce los datos personales que aparecen como obligatorios, no podrá realizar ningún comentario. Sus datos serán almacenados en los servidores de Network Solutions.

Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected] así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.