Movilnet ofrece WhatsApp Gratuita e “Ilimitadamente”

Enrique González PorrasEnrique González.- El sector de las telecomunicaciones resulta muy dinámico. En Venezuela, recientemente se ha evidenciado un dinamismo que no se limita a un vertical de servicio que suele acaparar titulares de prensa, como lo es el acceso a Internet -específicamente el Tradicional- especialmente en lo referido al despliegue de fibra óptica por parte de la mayoría de las operadoras. De igual manera, en telefonía móvil inversiones en renovación tecnológica en favor de la tecnología 4G y anuncios incipientes referidos al 5G ya empiezan a ser noticias recurrentes.

En esta oportunidad, la operadora estatal de telefonía móvil, Movilnet lanza una oferta de un nuevo plan 4G que entre otros atributos ofrece el uso de WhatsApp de forma gratuita, es decir sin cursar consumo de datos del plan a lo largo de los primeros 6 meses.

Esta oferta abarca no solo el consumo gratuito de la App en lo referente a: (i) Envío y recepción de mensajes de textos; (ii) Envío y recepción de notas de voz; (iii) Envío y descarga de fotos, videos y gif; (iv) Visualizar y compartir estados; (v) Recibir notificaciones desde la aplicación oficial de WhatsApp. Adicionalmente, contempla otras funcionalidades que en otros países no han formado parte de ofertas similares de gratuidad en el uso y consumo de WhatsApp por parte de cliente de la telefonía móvil por constituir justamente los de mayor consumo de datos como (vi) el Servicio de llamadas y videollamadas a través de la aplicación.

Según la prensa especializada, Movilnet constituye la primera operadora móvil en ofrecer dicha “bonificación” en el país.

A la luz de los precedentes a nivel mundial, algunas consideraciones podrían realizarse respecto a este tipo de oferta denominada en la literatura especializada como “Zero Rating”.

Zero Rating o Tarifa Cero es una política establecida por algunas instituciones o empresas operadoras de servicios móviles para no cobrar a los usuarios los datos usados en la navegación de determinadas aplicaciones o plataformas digitales.

¿Qué repercusiones tiene dicha política o estrategia comercial?

Lo primero que debe decirse es que, en muchos países, sus marcos normativos referidos a los servicios TIC establecen explícitamente el “principio” de la Neutralidad de la Red.

La Neutralidad de la red es el principio según el cual el tráfico de Internet debe ser tratado con igualdad, sin discriminación, restricción o interferencia independientemente de su remitente, destinatario, tipo o contenido, para que la libertad de elección de los usuarios de Internet no esté restringida por favorecer o desfavorecer la transmisión de tráfico de Internet asociado con determinado contenido, servicios, aplicaciones o aparatos. En el caso que nos ocupa favorecer o desfavorecer a aplicaciones específicas podría implicar cobros diferenciados por el uso de Internet dependiendo del tipo de aplicación o App utilizada, por ejemplo, no cobrar nada –Zero Rating– por el consumo de datos por el uso de WhatsApp.

Mucho podría discutirse sobre el origen y vigencia de dicho principio. En su origen se entendía que dicho principio permitiría el desarrollo de pequeños y nuevos proveedores de contenidos y Apps, si el tráfico y consumo de su oferta se hacía en términos equiparables a grandes empresas generadoras de contenido y Apps. Quienes sostienen este objetivo abogan por pluralidad de contenido y libre escogencia del usuario en sus preferencias por el contenido o funcionalidades de la App y no “manipulada” por las condiciones por medio de las cuales llegan al usuario final (incluyendo el precio o el costo de su consumo).

Sin menoscabo del objetivo anterior, dicho principio ha sido cuestionado desde varias perspectivas. Una de ellas se encuentra referida a la “corresponsabilidad” en el uso de la infraestructura en materia de cantidad de datos consumidos por ciertas aplicaciones o plataformas digitales. Este enfoque denominado Fair Share equipara el uso eficiente de la infraestructura necesaria para el acceso y uso de Internet con el de cualquier otro prestador de servicios públicos de red -electricidad, gas, telecomunicaciones tradicionales, etc.- en lo que se refiere a intensidad de uso y valoración por parte del usuario final. En específico, el Fair Share es un concepto utilizado en Telecomunicaciones y TIC para abogar por condiciones justas en las negociaciones entre los operadores de telecomunicaciones y los Grandes Generadores de Tráfico (GGT) por el servicio de transporte de tráfico a través de las redes nacionales.

Otra visión crítica sería la que concebiría a la práctica o estrategia de Zero Rating como una competitiva por parte de las operadoras en el mercado en favor de los consumidores finales.

Esta segunda arista podría despertar alguna preocupación en materia de la competencia entre las operadoras de telecomunicaciones nacionales. Algunos casos a nivel mundial podrían servir de referencia para entender, en términos generales y referenciales, el tema de Zero Rating en materia de defensa de la competencia. Específicamente en Argentina existió una denuncia en el año 2018 referido a una eventual conducta abusiva consistente en la bonificación o Zero Rating en el consumo de un contenido premium específico (no viene al caso en el presente artículo las empresas involucradas ni el tipo de contenido premium, sino los criterios de análisis).

En dicho caso se contrastaron algunas características o condiciones que deberían existir para levantar alguna preocupación de incidencia anti-competitiva en el mercado.

(i) Se analizó si existe integración vertical o relación entre la operadora de telecomunicaciones y la firma propietaria del contenido o de la App. Al contrastarse que constituyen agentes económicos independientes, por un lado, la operadora que ofrece servicios de telefonía móvil y por el otro lado la empresa que ofrece el servicio de la App o la oferente del contenido desaparece la posibilidad de un Cierre Vertical del mercado.

(ii) Se debe valorar si la App o el contenido constituye uno de alto valor para los usuarios en general como para implicar alguna desventaja competitiva no replicable o subsanable por parte del resto de las operadoras de telecomunicaciones. En este sentido, contenidos o Apps independientes de las operadoras de telecomunicaciones, por más que resulten de alto valor para los usuarios finales de la telefonía móvil, tendría por qué constituir una preocupación por lo explicado en el numeral anterior. En un principio, siendo que bonificar el uso de una App no se desprende de ninguna exclusividad entre la App y operadora de telecomunicaciones alguna, podría resultar replicable.

(iii) El caso en que la bonificación se encuentra circunscrita y limitada en el tiempo, no tiene por qué ser visto como un riesgo del despliegue de una práctica predatoria. De hecho, en el caso que la bonificación o el descuento constituyan una oferta de lanzamiento, esta prebenda suele constituir una característica común para penetrar mercados. En el caso de Movilnet la oferta se limita a seis meses mientras que en el caso argentino mencionado argumentamos en su momento que “las promociones denunciadas, la más duradera tiene una extensión de un (1) mes y, asimismo, fue anunciada con una anticipación tan reducida que no resulta plausible que se genere un desplazamiento significativo de la demanda”. El reducido periodo de vigencia de la promoción hace difícil pensar que se genere un significativo efecto lock-in o bloqueo de posible cambio de operador por parte de los usuarios.

(iv) No cabría hablar de empaquetamiento o una Venta Atada con precio cero por uno de los componentes porque la operadora no es propietaria de la App o del contenido premium y porque su oferta no vincula productos independientes. Lo que está bonificando es el uso de datos que constituye parte de los servicios ofrecidos por la operadora de telecomunicaciones.

Los programas de Zero Rating en términos generales representan un mecanismo económicamente eficiente para incrementar el bienestar de los consumidores y usuarios dadas las características de los mercados de la tecnología de la información, en los cuales las empresas ofrecen menores precios y otro tipo de incentivos para expandir el tamaño del mercado, en presencia de costos comunes y conjuntos de infraestructura significativos.

 

@enriquergp

 

Volver arriba