Intermediación financiera y desarrollo económico (l)

José Grasso Vecchio

José Grasso Vecchio.- La intermediación financiera es la función de transformar depósitos captados del público en créditos para el comercio, la industria, los servicios y demás actividades económicas. De esta manera, la banca gestiona el difícil tema de la estructura de plazos por cuanto una parte importante de los depósitos del público son colocados a la vista mientras que los créditos son concedidos por lo general a mayores términos de tiempo, lo que significa que la banca debe tener una posición de liquidez suficiente para hacer frente a cualquier evento inesperado que implique retiros de esos depósitos, a los cuales es obligatorio honrar.

La banca cuando hace la transformación de los depósitos en préstamos debe estudiar cuidadosamente el perfil y solvencia del prestatario debido a que ello es fundamental para que el crédito otorgado se pague oportunamente y la banca pueda continuar intermediando los fondos. La morosidad, que mide la relación de créditos con problemas sobre el total de préstamos, se mantiene en porcentajes muy bajos y razonables, producto de la capacidad de análisis que ha desarrollado nuestra banca a lo largo de los años pero que va acompañada de una cultura de pago que siempre me ha hecho pensar, que salvo excepciones el venezolano es un buen pagador.

Todo este proceso de captar y prestar, implica que quienes no tienen fuentes de financiamiento propias o suficiente capital acudan a las instituciones especializadas en agrupar depósitos de múltiples agentes, los cuales individualmente considerados no podían ser prestados por lo pequeño que resultarían. De esta manera, es fundamental que la banca pueda captar para poder prestar.

En todos los países la regulación bancaria establece un conjunto de normas para que la intermediación sea lo más eficiente y segura posible. Entre ellas están las relativas al encaje bancario y los aspectos sobre capitalización de la banca, en particular los Acuerdos de Basilea. El encaje bancario se refiere a aquella porción de los depósitos captados por la banca que retienen los bancos centrales y que la banca, aunque paga por ella, no la puede prestar. El encaje surgió inicialmente como un mecanismo de protección a los depositantes y luego evolucionó hacia un instrumento de política monetaria. El encaje fue complementado por otro instrumento eficiente como lo es, las operaciones de mercado abierto.

Los Acuerdos de Basilea regulan las buenas prácticas bancarias referidas al establecimiento de los niveles de capitalización de la banca, las pruebas de estrés y la gestión del riesgo de liquidez, entre otros aspectos. En Venezuela, principalmente, la Superintendencia de Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) es el ente encargado de aplicar estos acuerdos para asegurar el buen manejo de la banca.

Diferentes estudios sugieren que hay una relación económica y estadística positiva entre la intermediación financiera y el desarrollo económico en su sentido más amplio. De esta manera, quien no cuenta con capital propio acude a la banca para obtener los fondos y llevar adelante su proyecto de inversión, en el entendido que esta variable, clave para el desarrollo, depende no solamente del costo del capital (tasa de interés) sino también del monto del crédito otorgado. Una adecuada intermediación suele favorecer a los medianos y pequeños empresarios en razón de que éstos usualmente no tienen capital suficiente o el acceso al crédito es mucho menor que el de los empresarios más grandes. En muchos países los gobiernos tienen bancos para promover el desarrollo pero ello claramente tiene un costo fiscal. Otro elemento que ha venido teniendo un rol cada vez más importante es la necesidad del desarrollo del mercado de capitales y que a su vez, se convierte en una competencia sana con el sistema financiero y público en general y empresas pequeñas, medianas y grandes tengan múltiples alternativas ágiles y eficientes para invertir, ahorrar o buscar recursos.

En el primer semestre de 2022 el índice de intermediación financiera en Venezuela alcanzó el 14,03%, mientras en 2021 ese indicador se situó en 17,0%. Los actualmente bajos niveles de intermediación indican que hay que hacer un esfuerzo a todos los niveles, que involucre a las autoridades financieras y monetarias y a la banca para aumentar la cartera de créditos porque ello es la base para que el crecimiento económico que está sucediendo en Venezuela se consolide y con ello la consecuente generación de empleos, para propiciar así un círculo virtuoso de mayores ingresos, ampliación de la capacidad de compra, aumento de la producción y de los puestos de trabajo. Esta es la lógica implícita en la intermediación: procurar el bienestar de los ciudadanos de una nación.

Estamos conscientes de la necesidad de controlar la inflación y mantener estabilidad cambiaria, pero esto debe ir de la mano de una planificación dirigida a impulsar la intermediación financiera. La próxima semana continuaremos con este interesante tema.

@josegrasso

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Le informamos que los datos de carácter personal que proporcione en este formulario, serán tratados por FinanzasDigital.com como responsable de este sitio WEB. Estos datos son recolectados y tratados para la gestión de los comentarios que realices en este blog.

Legitimación: Si no lo introduce los datos personales que aparecen como obligatorios, no podrá realizar ningún comentario. Sus datos serán almacenados en los servidores de Network Solutions.

Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected] así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.