Hacia la integración bursátil latinoamericana

Guillermo GarcíaGuillermo García N.- En mi artículo “Autorizar el establecimiento de las bolsas multimonedas” me refería a la necesidad por razones de menor liquidez en bolívares afectaba el mercado y su desarrollo, por lo que la posibilidad de cotizar y transar en diferentes monedas (dólares, pesos colombianos, euro, yenes, yuanes) los títulos valores que se negocian en las bolsas del país ampliaba enormemente y daba profundidad y liquidez al mercado.

Señalaba que el autorizar el establecimiento de las bolsas multimonedas permitiría, además, abrir posibilidades de interconexión con las bolsas latinoamericanas (MILA) y en especial con la Bolsa de Valores de Colombia. En tal sentido, hoy les presento con más detalles la importancia de una posible integración del mercado de valores venezolano al mercado del MILA y en particular con la Bolsa de Valores de Colombia como primer paso. En tal sentido, el pasado martes 16 de abril, el Economista Rodolfo Medina, Presidente de la BPVB en la presentación que realizo de la Plataforma Bursátil 360 de la Bolsa Pública Bicentenaria, explico las bondades tecnológicas de la nueva plataforma y que permitiría entre otras posibilidades a nivel de sistemas, integrar tecnológicamente operaciones dentro del estándar del mercado bursátil regional, particularmente con la Bolsa de Valores de Colombia. Un gran avance de desarrollo de sistema transaccional bursátil realizado por desarrolladores de software venezolanos.

 

¿Qué es el MILA?

El MILA es el Mercado Integrado Latinoamericano, el cual actualmente integra los mercados de valores de Colombia, Chile, Perú y México a través de la Bolsa de Valores de Colombia, la Bolsa de Valores de Santiago y la Bolsa de Valores de Lima y la Bolsa Mexicana de Valores. A partir del mes de noviembre de 2010, la Bolsa de Valores de Colombia, la Bolsa de Chile y de Lima iniciaron su integración bursátil, convirtiéndose en un mercado unificado, el más grande de América Latina por número de emisores, el segundo por capitalización bursátil y el tercero por volumen de negocios.

En reunión sostenida el 02 de diciembre de 2011 en la ciudad de México, las Superintendencias de Valores y Bancarias de Colombia, Chile, México y Perú, suscribieron una declaración conjunta de apoyo y coordinación, en la cual se acordaron realizar acciones para facilitar la coordinación del ingreso del mercado de valores mexicano al MILA. Esto traería como beneficio que los inversionistas podrán contar con otro mercado tan importante como lo es el mercado mexicano, pues se sumarían 146 emisores para un total de 659 empresas inscritas en las 4 bolsas de esos países y con una capitalización de mercados de USD 991mil millones. Esto sitúa al MILA como segundo mercado de la región muy cerca de Brasil.

La integración de estos mercados es un objetivo con varias fases. En esta primera fase que se inició en noviembre de 2010, donde se comenzaron a cotizar y a unificar todos los títulos de renta variable (acciones) inscritos en las tres bolsas, (Colombia, Chile, Perú) a esto se sumó México en 2011; y una fase de largo plazo, que llevaría a una armonización regulatoria, normativa y tributaria entre los mercados de valores de los cuatro países.

Beneficios de la Integración Los beneficios de la integración bursátil pueden ser muy grandes. Los inversionistas podrán construir portafolios de inversión más diversificados en mercados más líquidos, las empresas emisoras de títulos podrán fondearse en mejores condiciones y las casas de bolsa podrán generar nuevos productos y ampliar las fronteras de sus negocios. El reto será grande. La integración acelerara la convergencia del marco normativo y operativo; y que a partir de noviembre de 2010 comenzaron a cotizar en un mercado único las acciones de las empresas de los cuatro países

El beneficio de la integración se podría resumir de esta forma: al poner los mercados accionarios de los cuatro países en una sola pantalla hay una mayor oferta de acciones disponibles para los inversionistas, y se crea un mercado mucho más amplio para los emisores actuales y potenciales, generando mayor liquidez e interés en nuestros mercados. Este elemento se convierte en variable importante a la hora que los grandes inversionistas institucionales (Fondos de Pensiones, Bancas de Inversión, Fondos Mutuales, Compañías de Seguros y Fondos de Cobertura) decidan entrar al mercado.

Para los inversionistas en general de los cuatro países, les será mucho más fácil y económico invertir, ya que, si desean comprar acciones que cotizan en Chile o en Lima no tienen que contactar a una casa de bolsa del país, con lo que ello implica lidiar, sino que colocando una orden con su operador local podrá comprar y vender acciones de los otros mercados y con costos mucho menores. Esto permitirá que se puedan conformar portafolios más diversificados, por región, sectorizados, más balanceados y con mejores posibilidades de reducir niveles de riesgo La integración también trae como consecuencia una mejora de los sistemas de actualización tecnológica y de informática, generara mayores empleos y muy posiblemente unas casas de Bolsa mucho más capitalizadas y con mayor número de corredores especializados. Las empresas emisoras ampliaran sustancialmente las posibilidades de financiamiento, ya que la capitalización bursátil de estos tres mercados alcanza los $ 991.000 mil millones, cercano a llegar próximamente al billón de dólares de capitalización bursátil.

Como podemos apreciar, la integración trae unan serie de retos y riesgos para que el proyecto sea exitoso, pero los posibles beneficios creo superan con creces los problemas a solventar en las diferentes etapas. Debemos apostar por nuestras economías, nuestras capacidades y por mecanismos y fórmulas que nos permitan insertarnos en un mercado cada día más global e interconectado. Los mercados de valores modernos y eficientes son la respuesta para seguir manteniendo crecimientos económicos sostenibles en el tiempo y una fuente confiable y alternativa de financiamiento. Para nuestros inversionistas, la oportunidad de ampliar sus ámbitos de inversión, diversificación y participar de los rendimientos y crecimientos de las empresas de la región.

 

Integración bursátil con Colombia un primer paso

En mi opinión, la posibilidad que presenta una posible integración con la Bolsa de Valores de Colombia es muy interesante y con grandes posibilidades de lograr acuerdos. Ya no solo la integración comercial tradicional y de mercado natural fronterizo, sino una integración bursátil y financiera que permita que los inversionistas privados de los dos países y sus empresas puedan invertir en títulos valores que coticen en las bolsas de los dos países. De establecerse un mercado de valores multimoneda en Venezuela, operaciones de inversión entre los dos países se podrían realizar, incluidas operaciones de comercio exterior entre los dos países soportadas y negociadas tanto en las bolsas en Venezuela como en la Bolsa de Valores de Colombia como mecanismos de pago, cobertura y compensación (Peso /Bs. Bs./ US$ vía mercado.

Un primer paso de esta integración lo puede representar la posibilidad que he planteado, que en el caso de la empresa Monómeros donde Venezuela es el dueño del 100% de las acciones, se colocara entre un 20 % a un 30% de acciones clase B o acciones preferidas en las bolsas de valores en Venezuela y en la Bolsa de Valores de Colombia. Esto es totalmente factible en lo económico, financiero y de inversión, por lo que es más una decisión política por parte del Gobierno Venezolano. Sería una forma eficiente y de bajo costo de obtención de recursos para capitalizar a Monómeros convirtiendo a los venezolanos y colombianos accionistas de esta importante empresa para el desarrollo y bienestar de los dos países, al mismo tiempo un gran inicio de integración de las bolsas venezolanas y colombiana, que dará pie para ir profundizando la integración con el mercado de valores colombiano y luego ingresar al MILA.

La propuesta está allí, le toca al gobierno y al sector privado y al mercado de valores de los dos países buscar sinergias en la integración como fórmulas para desarrollar nuestros mercados y economías latinoamericanas. El MILA será el siguiente paso.

 

@asesorfinaciero

 

Volver arriba