Análisis: el parque automotor venezolano va marcha atrás

Parque automotor
Foto: Tal Cual

Viajar al pasado es posible en Venezuela, donde el parque automotor acumula un promedio de 22 años de antigüedad, según el sector, que atribuye este envejecimiento a la caída del poder adquisitivo y a la falta de financiación bancaria para la adquisición de nuevos vehículos, lo que también dificulta hacer un mantenimiento periódico y comprar repuestos.

La antigüedad de la mayoría de los vehículos se constata a diario en las calles, donde se observan con frecuencia unidades averiadas, incluso varias en una misma vía, lo que ocasiona congestiones vehiculares.

También puede leer:

Saime realiza operativo de cedulación hasta el #2Dic en más de 100 oficinas de todo el país

El presidente de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa), Omar Bautista, dijo a EFE que el envejecimiento del parque automotor, de «unos 4,05 millones de vehículos», se debe, principalmente, a que en los últimos años han ingresado al país «muy pocas cantidades».

Indicó que, «históricamente», el parque automotor se alimentaba con alrededor de 100.000 vehículos nuevos anuales, pero en los últimos siete años, este nivel «ha bajado considerablemente», a una media de 5.000 vehículos al año.

«El parque automotor requiere su recambio. Incluso, algo más del 70% de ese parque automotor tiene más de 15 años«, señaló Bautista, quien afirmó que solo el 10% tienen menos de 10 años en circulación.

Sin condiciones para circular

También es común ver autos particulares o unidades de transporte público que circulan sin las condiciones para hacerlo, deteriorados y con fallas, como una fuerte expulsión de humo por el tubo de escape, con consecuencias para el ambiente.

La Ley de Tránsito Terrestre establece que «todo propietario de un vehículo de motor está sujeto» a una serie de obligaciones, entre ellas «mantener el vehículo en perfectas condiciones de seguridad, funcionamiento e higiene», además de «someter el vehículo a revisión».

Las «autoridades administrativas del tránsito terrestre impedirán la circulación de aquellos vehículos cuyos propietarios no hubieren cumplido las obligaciones», señala la ley.

Sin embargo, «eso no se está cumpliendo», aseguró Bautista, quien señaló que en las calles circulan unidades que «no tienen una buena condición», incluso «muchas de ellas no tienen luces y transitan en las noches en autopistas», lo que supone un «serio peligro no solamente para los pasajeros, para el conductor, sino para los vehículos que circulan alrededor de ellas».

Bautista explicó que, por la pérdida del poder adquisitivo, los propietarios de vehículos están «dejando para más tarde la compra de repuestos» y «el mantenimiento», lo que ha afectado a la industria de autopartes, con el 73,2% de su capacidad instalada ociosa, según la Confederación de Industriales (Conindustria).

Este año, los fabricantes han registrado «un descenso importante» por la «caída del consumo» y la «importación de repuestos sin pagar impuestos», lo que «compite deslealmente» con la producción nacional, un problema que los empresarios esperan «se corrija» el próximo año.

Ventas

El presidente de Favenpa señaló que, por otra parte, en la venta de vehículos ha habido un «incremento importante» este año, que prevé cierre con un total vendido de unos 7.000, aunque esto representa apenas el 7% del nivel histórico.

Según datos suministrados a EFE por la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez), se vendieron 5.666 vehículos entre enero y octubre, un aumento del 97,6% respecto al mismo período del año pasado, cuando fueron 2.867 unidades.

Cavenez advierte que, en la actualidad, «no hay suficiente mercado» en el país para «hacer las inversiones» en ensamblaje de vehículos particulares, lo que explica que el registrado entre enero y octubre, de 47 unidades ensambladas -un 24% menos frente a las 62 del mismo lapso de 2022-, sea únicamente de camiones.

Bautista explicó que los consumidores que, pese a la crisis, «tienen cierto poder adquisitivo, y las empresas que compran vehículos para sus ejecutivos están comenzando a cambiar» los automóviles, lo que ha incrementado las ventas, que espera continúe en 2024, aunque sin «recuperar la cantidad anterior» porque «no hay política de financiamiento bancario» para esto.

En este sentido, señaló que entre el 70 y el 80% de las ventas de vehículos eran a través de financiamiento, pero ahora «eso no existe».

Una empresa japonesa presentó la semana pasada un nuevo modelo año 2024, con un precio de 35.000 dólares, un monto al que no tiene acceso la mayoría del país, y que supera en casi 10.000 dólares el precio del vehículo en Europa.

Según la firma Ecoanalítica, solo el 15% de los venezolanos gana más de 300 dólares al mes.

EFE

Síguenos en: