Biden pide a los republicanos dejar de lado el impago de la deuda

Joe Biden

El mandatario de Estados Unidos, Joe Biden, instó el lunes al presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, a que retire de la mesa la posibilidad de un impago de la deuda, advirtiendo que provocaría una subida vertiginosa de las tasas de las tarjetas de crédito y las hipotecas.

«Estados Unidos no es una nación morosa. Nunca jamás hemos dejado de cumplir con la deuda», dijo Biden en un acto para pequeñas empresas celebrado en la Casa Blanca

Aseguró que la amenaza de impago por parte de algunos republicanos en el Congreso es «totalmente irresponsable» y que e esencial sacar esa amenaza «de la mesa», indica una nota de Reuters.

También puede leer:

Reserva Federal anuncia nuevas actualizaciones en normas éticas de sus miembros

«Llevaría a tasas de interés más altas, tasas de las tarjetas de crédito más altas, las tasas hipotecarias se dispararían», dijo Biden.

«Lo más inmediato que podemos hacer es garantizar la continua confianza de nuestra economía y del sistema financiero. Lo más importante que tenemos que hacer en ese sentido es asegurarnos de que la amenaza del presidente de la Cámara de un impago de la deuda nacional queda descartada», añadió.

El miércoles, la Cámara de Representantes aprobó por un estrecho margen un proyecto de ley para elevar el actual techo de la deuda pública, de 31,4 billones de dólares, que incluye amplios recortes del gasto durante la próxima década.

Además puede leer:

JPMorgan Chase gana licitación para adquirir el quebrado First Republic Bank

Aunque no se espera que el proyecto sea aprobado por el Senado, McCarthy espera atraer a Biden a las negociaciones sobre el recorte del gasto, mientras la Casa Blanca y los demócratas del Congreso insisten en un aumento del límite de deuda sin condiciones.

El Departamento del Tesoro podría quedarse sin medios para pagar sus facturas en cuestión de semanas si el Congreso no actúa, y los mercados financieros ya están emitiendo señales de advertencia. Un enfrentamiento en 2011 condujo a una rebaja de la calificación crediticia del país, lo que elevó los costos de los préstamos y afectó a las inversiones.

Durante una visita a Jerusalén, McCarthy dijo que le preocupa el techo de la deuda, pero que la única forma de resolver el problema es que Biden negocie. «Vamos a tener que unirnos para resolverlo. Estoy deseando que el presidente cambie de opinión y negocie con nosotros», señaló.

Reuters

Síguenos en: