Reuters: China comenzó a liberar crudo procedente de Venezuela e Irán varado en los puertos

Shandong petróleo
Un buque petrolero en el puerto de Qingdao, provincia china de Shandong. Foto: Reuters

El centro de refinación chino de Shandong ha comenzado a liberar millones de barriles de petróleo que estaban atascados en los puertos después de que las inspecciones frenaran las importaciones en la provincia, según fuentes comerciales tras una reunión celebrada esta semana entre funcionarios y refinadores.

La relajación de las restricciones impuestas a mediados de abril en la principal provincia importadora de petróleo de China contribuirá a liberar las entradas de crudo pesado procedente de Venezuela e Irán, señala una nota de Reuters.

En una reunión organizada por el gobierno de Shandong el martes entre funcionarios de aduanas y refinadores independientes, las autoridades revelaron medidas que permitirán liberar cargamentos de los tanques de almacenamiento, dijeron cuatro fuentes con conocimiento de la reunión.

También puede leer:

AIE: reservas de crudo en EE.UU. caen más de lo previsto mientras que suben las de combustible

Las aduanas chinas habían reforzado las inspecciones de los petroleros después de que se descubrió que varios cargamentos iraníes estaban mal etiquetados como bitumen diluido, o mezcla de bitumen, para eludir las cuotas de importación de petróleo que Pekín controla estrictamente.

La medida retuvo millones de barriles de petróleo en los lugares de almacenamiento y frenó las nuevas llegadas.

La mayor parte del petróleo bloqueado, estimado por tres comerciantes en más de 10 millones de barriles, procedía de Venezuela e Irán y los comerciantes lo rebautizaron como mezclas de bitumen procedentes de Malasia para eludir las sanciones impuestas por Estados Unidos a ambos exportadores.

Las refinerías independientes de China, conocidas como teteras, que representan más de una quinta parte de sus importaciones de crudo y están ubicadas principalmente en Shandong, se han convertido en los principales clientes de petróleo iraní y venezolano desde finales de 2019 tras las duras sanciones impuestas por Estados Unidos a los dos productores.

Las autoridades acordaron esta semana permitir que los envíos que cumplan con varias especificaciones clave de mezcla de bitumen reanuden el despacho de aduanas con normalidad, siempre que las refinerías también declaren que usan el combustible solo para la producción de bitumen, dijeron los comerciantes.

«La reunión allana el camino para liberar el petróleo varado y también para liberar futuros envíos», dijo un comerciante que asistió a la reunión.

«El motivo tácito de la relajación era que el Gobierno estaba preocupado por la caída de los ingresos fiscales y las cifras de importación, ya que la economía está pasando por dificultades», explicó el comerciante.

Esto significa que la principal entrada de China de crudo venezolano Merey, una materia prima típica buscada durante mucho tiempo por las plantas de Shandong para fabricar asfalto para carreteras, podría reanudar sus entradas normales.

Como parte de la flexibilización, otros crudos pesados que no cumplan las normas clave de calidad de la mezcla bituminosa o el fuel oil se declararán como «otros crudos pesados», lo que, según las fuentes, suavizará la entrada de crudo pesado iraní.

Ni la mezcla bituminosa ni el «otro petróleo pesado» están sujetos a las cuotas de importación de crudo de China, pero ambos están sujetos a 1.218 yuanes (168,26 dólares) por tonelada en impuestos de consumo e importación.

Sin embargo, los comerciantes advirtieron que el nuevo etiquetado debería ser una medida temporal, ya que, de lo contrario, volvería a desbaratar la gestión de las cuotas de importación de crudo de Pekín.

Fuente: Reuters

Síguenos en: